NECESITO UN ELECTRODOMÉSTICO – QUÉ MARCA ELEGIR?

Lo primero y principal a tener en cuenta es focalizarnos en la marca del electrodoméstico que vamos a adquirir. Lo mejor es buscar por nuestra cuenta un teléfono de contacto de la firma para que nos asesoren sobre su red de distribución y así poder saber que en el futuro vamos a conseguir cualquier repuesto ante un imprevisto.

Además tener en cuenta algo fundamental y consultar como es la garantía del mismo.

 

Hay que tener en cuenta que hay  muchas marcas de renombre que no se encuentran establecidas en nuestro país y solamente se consiguen algunos repuestos debido a que algunos importadores se encargan de hacerlos llegar a los locales de ventas de repuestos y algunas veces los valores de los mismos son altos y otras son casi imposibles de adquirir.

Existen otras firmas que se encuentran en nuestro país y poseen una red de distribución de todos los repuestos que ingresan importados desde su origen de producción. Y llegan a todos los usuarios de la mano de los distribuidores oficiales.

Existen en nuestro pais excelentes empresas argentinas encargadas de la fabricación de electrodomésticos que poseen una amplia y variada distribución de sus repuestos y con una excelente calidad en sus materiales.

Esperamos que la siguiente guía sea útil y continuaremos desarrollando la misma con mayor contenido y diferentes consejos para tener en cuenta.

Autor: HOGARDEREPUESTOS

HÁBITOS PARA EL AHORRO DE ENERGÍA

El Ahorro de energía o eficiencia energética es una práctica empleada durante el consumo de energía que tiene como objeto procurar disminuir el uso de energía pero con el mismo resultado final. Es una optimización del consumo de energía. Esta práctica conlleva un aumento del capital financiero, ambiental, seguridad nacional, seguridad personal y confort humano. Los individuos y las organizaciones que son consumidores directos de la energía pueden desear ahorrar energía para reducir costes energéticos y promover sostenibilidad económica, política y ambiental. Los usuarios industriales y comerciales pueden desear aumentar eficacia y maximizar así su beneficio. Entre las preocupaciones actuales está el ahorro de energía y el efecto medioambiental de la generación de energía eléctrica.

Calefacción y Agua Caliente

La calefacción puede ser objeto de ahorro de energía principalmente con hábitos de consumo tales como un uso racional del mismo, ya que el consumo total de una vivienda suele ser del 46% del total del consumo (pudiendo alcanzar el 60% si se incluye el agua caliente). El ahorro de energía puede producirse bien por la correcta elección de una caldera eficiente, o por el correcto aislamiento térmico de las habitaciones.

Respecto del agua caliente puede emplearse también como ayuda la energía solar térmica, mediante uso de sistemas de almacenamiento de energía que retengan el calor para que el agua caliente esté disponible la mayor parte de tiempo posible.

Hábitos de la calefacción

La temperatura recomendada para un hogar está entre los 19º y los 21º Centígrados por el día, y de 15º a 17º por la noche. Cada grado aumenta, como media, el consumo en un 7% . Con estas consideraciones se aconseja:

  • Adecuar el vestido en el domicilio a las condiciones de temperatura, se pueden emplear edredones, mantas y prendas similares.
  • No tapar u obstruir los radiadores ya que su función es la de emitir calor, y esta se ve entorpecida con la colocación de muebles.
  • Vigilar el aislamiento de las habitaciones, impidiendo fugas de calor o entradas de aire frío procedente de ventanas abiertas.

Hábitos del agua caliente

El empleo del agua caliente se realiza en la vivienda en ocasiones muy específicas como puede ser la ducha, o el baño, lavar los platos y la cubertería, etc. En todos ellos se aconseja:

  • Emplear agua caliente sólo cuando es necesario.

Electrodomésticos

Los electrodomésticos tienen mucha importancia en el ahorro de energía doméstico. En Europa la mayoría de ellos tiene un etiquetado especial denominado etiqueta energética que indica su eficiencia en el consumo y lo respetuoso que es un aparato con el medio ambiente. No todos los electrodomésticos poseen la etiqueta, sólo aquellos que consumen mucho o que pasan encendidos gran parte de su vida útil y son: frigoríficos y congeladores, lavadoras, lavavajillas, secadoras, lavadoras-secadoras, fuentes de luz domésticas, horno eléctrico, y aire acondicionado.

La normativa europea expresa la eficiencia energética de los electrodomésticos en una escala de 7 clases de eficiencia, y se identifican mediante un código de color y letras que van desde el verde y la letra A, para los equipos con mayor eficiencia, hasta el color rojo y la letra G para los equipos de menor eficiencia. Un electrodoméstico de clase A puede llegar a consumir un 55% menos que el mismo en una clase media, la elección de un electrodoméstico con esta información puede suponer un ahorro económico.

Hábitos con los electrodomésticos

Por regla general las recomendaciones se centran en un uso racional y en un correcto mantenimiento:

  • Refrigerador. Mantener bien cerrada la puerta en todo momento y abrir la puerta el menor número de veces posible.
  • Lavadora y Lavavajillas. Planificar los lavados, de tal forma que se cada lavado tenga su máxima carga. La lavadora consume casi igual a plena carga que a media.
  • Aire Acondicionado. Conectar el aire acondicionado a una temperatura de 25ºC aproximadamente. Cada grado que disminuya la temperatura estará consumiendo un 8% más de energía. Desconectarlo cuando no haya nadie en casa o en la habitación que esté climatizando. Instalar burletes adhesivos en puertas y ventanas. Ahorrarás entre un 5 y un 10% de energía.

Iluminación

La iluminación eléctrica en las viviendas suele suponer entre el 18 % y el 20% del consumo doméstico, en algunos casos basta con una actitud preventiva adquiriendo por ejemplo bombillas de bajo consumo (también conocida como lámpara fluorescente), poniendo múltiples fuentes de luz de bajo consumo en lugar de uno, aumentando la superficie de las ventanas.

Hábitos con la Iluminación

Para ahorrar basta con adquirir hábitos, como por ejemplo:

  • Apagar luces en estancias donde no se habite
  • Emplear una fuente de luz eliminando las fuentes luminosas redundantes
  • Si se dispone de la opción, abrir ventanas y emplear la luz natural en lugar de la artificial

Ahorro de Energía en la Industria

La industria es uno de los sectores de la sociedad más necesitados del ahorro de energía, ya que su logro supone una mayor competitividad.

El sector del transporte es muy importante el ahorro de combustible mediante el aumento de la eficiencia de consumo de los vehículos y una adecuada gestión del combustible, mediante rutas más cortas, adecuado matenimiento de la flota, conducción eficiente,etc. La reducción de costes de combustible aumenta los beneficios.

Diseño Racional de Edificios

El diseño de edificios debe considerar los aspectos de ahorro de energía, por ejemplo poniendo ventanales amplios mirando al sur para que los días de invierno al abrir las ventanas el simple calor solar caliente los recintos, aislamiento de superficies para que no existan fugas de calor, colocación de paneles solares que aumenten la independencia de la energía eléctrica.

En europa existe una normativa aplicable a los edificiossimilar a la etiqueta energética de los electrodomésticos. La idea es construir edificios bioclimáticos encargados de aprovechar la energía del entorno.

Cuestiones acerca del Ahorro de Energía

Desde los inicios de la revolución industrial en el siglo XVIII se ha debatido mucho acerca el ahorro de la Energía. El pensador William Stanley Jevons publicó en 1865 un libro titulado «The Coal Question» (La cuestión del carbón). En él enunció la Paradoja de Jevons: aumentar la eficiencia disminuye el consumo instantáneo, pero incrementa el uso del modelo lo que provoca un incremento del consumo global. Una paradoja análoga a esta es la Paradoja del ahorro

Autor: FUTBOLARGENTINO10

CÓMO PROTEGER LOS ELECTRODOMÉSTICOS

Los altibajos de tensión son moneda corriente,  y ante ellos nada mejor que recurrir a aparatos que protejan nuestros equipos de audio, pc, tv, etc. Sabemos que una suba de tensión considerable puede estropear cualquier aparato de la casa que este en ese momento en funcionamiento o enchufado, tal es el caso del microondas, heladera, tv, relojes, etc, lo mismo sucede si la tensión baja más de lo esperado. Son muchas las razones que pueden causar esto, un rayo, una falla en el cableado interno o gral de la cía eléctrica, etc. Para proteger por ejemplo la pc existen estabilizadores que ante un imprevisto cortan la corriente al isntante, otros lo que hacen estabilizan la tensión llevándola a niveles normales, pero si esta es muy elevada  cortan. , hay otros que ante un corte inesperado permiten seguir brindando tensión durante un tiempo permitiéndonos terminar nuestro trabajo o simplemente guardarlo, y lo logran por poseer una bateria interna que le permite ofrecer esa ventaja. Por otro lado los estabilizadores que permiten conectar las líneas de telefono o conexión de internet son útiles para eliminar los ruidos e interferencias.

Para proteger los equipos del living, como ser televiosres, equipos de audio, etc, existen también aparatos que los protegen, dando o no respaldo eléctrico en caso de corte (vienen con una bateria anexa) pero aún no han llegado al país y seguramente su costo va a ser alto. Por lo general se usan los mismos estabilizadores que se usan  para las pc., la empresa ATOMLUX ofrece estabilizadores con baterias de respaldo  en caso de cortes , que permiten tener entre 10 y 20 minutos de energia para terminar trabajos, imprimir, o solo poder ver el final de nuestar película favorita. Eso si,  si vamos a usar estos estabilizadores de pc para conectar  tv u otros equipos  a lo mejor tendremos que comprar adaptadores para cada enchufe, aunque hoy ya los fabrican  con ranuras múltiples para distintos enchufes.

Y por último en las casas no deben faltar los disyuntores, que ante una falla eléctrica cortan el suministro al segundo.

Prevenir infortunios es mejor que lamentar no haberlo hecho.

Autor: FARADAGA

QUE TENER EN CUENTA A LA HORA DE ELEGIR UN ELECTRODOMÉSTICO

Definir las verdaderas exigencias personales y las características del hogar, evitando una compra impulsiva, ayuda a optimizar la inversión. A veces, después de comprar un artefacto eléctrico, nos damos cuenta de que si bien lo necesitábamos nos causa algunos problemas o es insuficiente o excesivo para nuestras necesidades, quedando con la sensación de que no hicimos una buena inversión. Esto puede pasar con cualquier electrodoméstico, desde una batidora hasta un refrigerador de dos puertas.

Para evitar estas situaciones, expertos vinculados al rubro son partidarios de que, antes de entusiasmarse por algún artículo, lo imaginemos en el hogar, aspecto importante por cuestiones de espacio, y no dejarse deslumbrar por «los numerosos usos» e «infinitas posibilidades» que ofrece tal o cual producto, puesto que terminamos ocupando uno o dos de ellos.

Lo otro que recomiendan es identificar el estilo de vida que llevamos y preguntarnos si lo vamos a cambiar en el corto plazo. Algunas preguntas que vale la pena responder son si vivimos solos, en pareja o familia, cuánto tiempo pasamos en casa, cuánto y cuándo comemos, cuánta ropa usamos, lo que conviene considerar al decidir la compra y si la usaremos para un fin específico o también de adorno.

El espacio y el uso
Entre los consejos se cuentan los relativos a los más usados, como el televisor. Hoy, muchas viviendas, sobre todo departamentos, tienen dormitorios de apenas 2,7 por 2,7 metros y living-comedores de 3 por 5. Por lo tanto, conviene medirlos antes de comprar un televisor, ya que uno de más de 14 o 19 pulgadas no deja espacio para transitar. La solución podría ser uno de pantalla plana, que se cuelga en las paredes, pero hay que verificar si son sólidas o hechas con tabiques de volcanita, que no resisten mucho peso.

Otro mueble importante es el refrigerador. Frente a éstos, cabe tomar en cuenta si somos una familia grande, mediana, pequeña o si vivimos solos, y acostumbramos a congelar alimentos. En este caso conviene uno pequeño, de baja potencia, complementándolo con un congelador exclusivo, de más capacidad. Si se elige un refrigerador grande, de dos puertas, hay que medir los accesos de la vivienda. No sea cosa que no podamos llevarlo al sitio elegido. Para aprovecharlo mejor, nos recuerdan que estos aparatos deben estar en lugares con buena ventilación y fuera del alcance de la luz solar.

Otro electrodoméstico de gran llegada es el microondas. Pocos son los que los destinan a cocinar. Si usted se da cuenta de que sólo lo va a usar para calentar comida, uno de buena marca, pero pocos botones y uso sencillo es lo que conviene.

Los equipos de música siguen siendo tan populares como las primeras radios. Esos con hartos botones y luces son aptos para los «perilla», a quienes les gusta investigar hasta el menor uso del equipo y se leen el manual de principio a fin. Pero si sólo quiere escuchar música, es mejor ignorar los adornos y un equipo simple que no le sobren botones, es lo apto.

Otro aparato es el reproductor de videos, sea de cinta o DVD. Este último es mejor en cuanto a calidad de imagen, pero aún es más caro que los videograbadoras y más todavía que los pasa películas. También aquí conviene considerar qué es lo que nos ofrece cada aparato.

Las lavadoras son grandes facilitadoras de la vida, y la mayoría no dan problemas en cuanto a espacio, especialmente las que se cargan por arriba. Pero si la vivienda es pequeña, y no hay espacio para colgar ropa, conviene, además, una secadora, aunque es de alto consumo.

Hay que considerar las características del hogar al comprar una aspiradora o enceradora. ¿Tiene piso de parquet, cerámica o alfombrado? ¿Es grande o pequeño? De la respuesta dependerá qué elegiremos y su potencia.

¿Que pasa con los gastos de luz?
En cuanto a luz, debemos tomar en cuenta qué tipo de iluminación queremos darle, lo que nos llevará a elegir lámparas economizadoras de electricidad, normales, halógenas, cada una de las cuales tiene ventajas y desventajas.

Un modo de ayudar a tener las cosas claras y optimizar el dinero que invertiremos es preguntarse, entre otras cosas, qué destino le daremos al aparato que vamos a adquirir, cuánto de lo que ofrece vamos a usar y si nuestro hogar es apto para acogerlo en cuanto a espacio.

El tema del gasto eléctrico
Para disminuir los gastos en electricidad, se aconseja que nos fijemos en cuánto va a consumir el artefacto.

«En Chile nos preocupamos de apagar las luces, las que significan apenas el 1 o 2 por ciento del gasto, y no nos importa comprar un calentador de agua que consume 1.500, 2.000 o más watts por hora, lo que para el europeo es inaceptable».

Cabe tomar en cuenta cuánta electricidad requiere cada electrodoméstico:

un microondas, 1.200 watts por hora;

un calefactor ambiental, 1.500;

horno eléctrico, 1.200;

plancha con vapor, 1.000;

refrigerador, 400 watts;

aspiradora, 1.500;

licuadora de hasta 6 velocidades, 450;

lavadora de 6 kilos, 320;

ventilador, 270;

televisor color, desde 50 watts (14 pulgadas);

computador, 250;

secadora de ropa 5 Kg, 300;

TV de pantalla plana (21 pulgadas), 115 watts;

minicomponente, 100;

monitor de computador, 75;

videograbadora, 30;

DVD, 15;

fax, 16;

radio AM/FM, 10;

secador de pelo, 1.000;

estufa, 1.000-2.000.

Autor: FUTBOLARGENTINO10

CONVERSIÓN DE TEMPERATURA FARENHEIT (°F) A CELCIUS (°C)

La temperaturaes una magnitud referida a las nociones comunes de calor o frío. Por lo general, un objeto más «caliente» tendrá una temperatura mayor. Físicamente es una magnitud escalar relacionada con la energía interna de un sistema termodinámico. Más específicamente, está relacionada directamente con la parte de la energía interna conocida como «energía sensible», que es la energía asociada a los movimientos de las partículas del sistema, sea en un sentido traslacional, rotacional, o en forma de vibraciones. A medida que es mayor la energía sensible de un sistema se observa que esta más «caliente» es decir, que su temperatura es mayor.

En el caso de un sólido, los movimientos en cuestión resultan ser las vibraciones de las partículas en sus sitios dentro del sólido. En el caso de un gas ideal monoatómico se trata de los movimientos traslacionales de sus partículas (para los gases multiatómicos los movimientos rotacional y vibracional deben tomarse en cuenta también).

El desarrollo de técnicas para la medición de la temperatura ha pasado por un largo proceso histórico, ya que es necesario darle un valor numérico a una idea intuitiva como es lo frío o lo caliente.

Multitud de propiedades fisicoquímicas de los materiales o las sustancias varían en función de la temperatura a la que se encuentren, como por ejemplo su estado (sólido, líquido,gaseoso , plasma…), su volumen, la solubilidad, la presión de vapor, su color o la conductividad eléctrica. Así mismo es uno de los factores que influyen en la velocidad a la que tienen lugar las reacciones químicas.

La temperatura se mide con termómetros, los cuales pueden ser calibrados de acuerdo a una multitud de escalas que dan lugar a las unidades de medición de la temperatura. En el Sistema Internacional de Unidades, la unidad de temperatura es el kelvin. Sin embargo, fuera del ámbito científico el uso de otras escalas de temperatura es común el uso de la escala Celsius (antes llamada centígrada) y en los países anglosajones, la escala Fahrenheit. También existe la escala Rankine (°R) que establece su punto de referencia en el mismo punto de la escala Kelvin.

TABLA DE CONVERSIÓN DE TEMPERATURAS º FAHRENHEIT / º CENTÍGRADOS –

Autor: ANTIQUARIUM2