FORD FIESTA MAX – FICHA TÉCNICA – CARACTERÍSTICAS

A la cuarta generación del Fiesta se le sumó recientemente esta variante con cola. Muchos usuarios le dieron la bienvenida, ya que el prominente baúl amplía su capacidad de carga, que, en concordancia con el espacio interior brinda una habitabilidad digna para el auto más moderno de su segmento.
Agregarle una cola a un vehículo de origen hatchback o bicuerpo no es tarea fácil para los diseñadores. La prueba está en algunos de los modelos que se ven en la calle, cuya estética dista bastante del buen gusto.
En el caso del Fiesta Max, el resultado es positivo gracias al buen diseño del nuevo sector posterior, muy parecido al del Ford Mondeo.
Con el agregado del tercer cuerpo, esta nueva versión es casi treinta centímetros más larga que su hermano de cinco puertas. El volumen del baúl es de 487 Dm3, con la posibilidad de aumentarlo abatiendo los respaldos de los asientos traseros ampliando notoriamente la diversidad de equipaje.

Fiel y confiable
El motor de Zetec Rocam de 1,6 litros naftero de 8 válvulas es el que viene equipando al Fiesta a partir de la tercera generación; en este caso con unos caballitos más. Si bien no es tan moderno como el Duratec que actualmente equipa el Focus, su desempeño es excelente.
Se trata de un impulsor sumamente confiable, con mucha fibra y una respuesta más que apropiada. Los 98 Cv de potencia son suficientes para llevar al Fiesta Max -un poco más pesado que el hatchback- a los 175 Km/h, en tanto que su aceleración de 0 a 100 Km/h es de 12,2 segundos.
La caja de cambios tiene relaciones apropiadas conforme al rendimiento del motor y el acoplamiento de las marchas -salvo la marcha atrás- se realiza con una simpleza y suavidad digna de sobresaltar.
El consumo es lógico para la cilindrada y la potencia del impulsor, aunque llevándolo por arriba de los 130 Km/h, se nota un desplazamiento más rápido de la aguja indicadora hacia la reserva.

Sentirse seguro
Las suspensiones son lo suficientemente firmes; redundan en un buen desempeño en ruta, donde su andar es estable, lo que transmite una seguridad extra al conductor.
Esta configuración compensa el rolido que provoca centro de gravedad más elevado de lo habitual -el auto mide un metro y medio de altura-.
En ciudad su marcha es confortable, lo que evidencia un logrado equilibrio en su configuración. La dirección es de respuesta inmediata y brinda una asistencia adecuada.
En cuanto a la posición de manejo, el conductor no tardará en lograr una postura correcta pese a que carece de alternativas como la regulación de la columna de dirección y la de la altura del asiento, para lograr la posición más personalizada.

Las butacas son un tanto angostas por lo que no son recomendables para conductor y acompañante que superen el XXL. Gracias a la elevada altura del techo el acceso a todas las plazas se realiza con facilidad.
Los ocupantes del sector trasero se van a encontrar con un espacio para las piernas mayor al que ofrecen los competidores.
El interior es igual al de su hermano de cola trunca en el cual prevalece una amplia superficie vidriada, que le confiere una sensación de habitabilidad única.

Como característica negativa,

Se encuentran algunos detalles de terminación, algo descuidados por parte del fabricante brasileño.
El Fiesta Max probado, cuya versión es la denominada Ambiente, difiere del modelo más económico, el Energy, solamente por el agregado del aire acondicionado.
Por lo pronto cuenta con una dotación que a esta altura ya son considerados de serie en su segmento, tales como la dirección asistida, la radio AM-FM con CD con cuatro

parlantes, el tacómetro, la alarma de luces encendidas, entre otros ítems.

Costos y beneficios

La diferencia de $ 2.400 radica básicamente en la inclusión del aire acondicionado. El Fiesta Max tiene una dura lucha por delante en una de las franjas más nutridas. Susprincipales rivales son: Chevrolet Corsa ; Fiat Siena ; Renault Clio Expression y el VW Polo Comfortline

Pesos más, pesos menos, el argumento principal del Fiesta Max es su moderno y su logrado espacio interior; dos virtudes que pesan fuerte a la hora de tomar decisiones.

Autor: ANTIQUARIUM2

Deja una respuesta