LLEGADAD EL BEBÉ AL HOGAR – CÓMO EVOLUCIONA

Tu bebé en la semana 1

¡Felicidades por tu pequeño/a recién nacido!

– Sin duda será un cambio de vida para ti muy positivo. Tu bebé te brindará momentos inimaginables de alegría.

– Seguramente sentirás nervios los primeros días o te cuestionarás como tratar a tu pequeño. No te preocupes, el instinto materno te guiará correctamente.

– Con el paso de los días, tu pequeño empezará a controlar los movimientos de sus ojos y fijará más la mirada, aunque en algunos momentos aún tienda al estrabismo.

– Poco a poco, su cuellito empezará a responder a determinadas órdenes. Tu pequeño podrá seguir con la mirada algún objeto en movimiento.

– Sin embargo, apenas éste quede fuera de su campo visual, perderá toda su atención.

– Tu pequeño también empezará a ser más activo, al mismo tiempo que hará alarde de distintos estados de ánimo. Moverá sus brazos y piernitas con movimientos de flexión.

– Le gustará mucho el contacto con tu piel. Así pondrá de manifiesto las primeras señales de su temperamento.

¡Importante!

– Tu pequeño recién nacido puede reaccionar al tacto. Acariciándolo y teniéndolo en los brazos le estarás ayudando a crecer, ya que estimularás la liberación de la hormona del crecimiento en su organismo.

– Si tu bebé fue prematuro. A calidez del abrazo, sobre todo si lo apoyas contra tu pecho, con un contacto directo de la piel, impulsarás su desarrollo y ganará peso más deprisa.



Tu bebé en la semana 2

Ya te mira y escucha

– Casi todas las reacciones de tu pequeño seguirán siendo instintivas. Sin embargo, a partir de ahora, podrás empezar a estimularlo con delicadeza, despertando poco a poco su sensibilidad.

– Para tu hijo, el momento más rico en sensaciones será cuando le des el pecho. Durante la toma, todos sus sentidos se verán estimulados (la vista, el gusto, el tacto y el olfato) y el pequeño sentirá satisfechas todas sus necesidades fundamentales.

– Al pequeño le gusta oír que le cantan o que le hablan. Pero sobre todo le encantará escuchar tu voz.

– Podrá seguir con los ojos algún juguete o escuchar el sonido de una caja musical.

– Probablemente , hacia finales de este mes, podrás observar su primera e inolvidable sonrisa.

Para tu información

– Durante esta semana no sería de extrañar que percibieras movimientos de sonrisa cuando pequeño tenga los ojos parcialmente abiertos.

– Suele ocurrir después de comer, cuando tu pequeñín esté adormilado y le hables y le cantes suavemente. A esta edad, los estímulos visuales no producen sonrisas.

Es importante que sepas

– Que durante las primeras semanas notarás que la piel de tu pequeño se escama, empezando por los dedos de las manos y de los pies. Es un proceso natural que da paso a una nueva capa de piel.

– No la frotes ni la arranques. Si la muda de piel es muy brusca, se agrieta o sangra, consulta a tu pediatra. Los trastornos dermatológicos desaparecerán a los pocos meses de edad.


 
Tu bebé en la semana 3

– Sus cinco sentidos estarán dispuestos a recibir estímulos y a procesar informaciones. Al estar boca abajo, conseguirá levantar su cabeza por unos instantes.

– Tu pequeño te reconocerá gracias a su olfato; se sentirá tranquilo cuando escuche tu voz, te buscará con su mirada y podrá verte bien si te acercas a unos 25 ó 30 cm de su rostro, pues su visión aún será corta.

– El pequeño observa solamente en blancos y negros y únicamente claros y obscuros. Empezará a desarrollar confianza contigo o con la persona que lo cuide.

– Tu pequeño empezará a reír y a susurrar muy pronto. Algunos recién nacidos se pasan casi todo el tiempo durmiendo. En intervalo del tiempo de sueño entre los pequeños es enorme: de 11.4 a 21 horas al día.

– Quienes duermen mucho al tercer día de vida, suelen seguir haciéndolo ahora.

¿Sabías que?

– Los pequeños son selectivos con los sabores. Así por ejemplo, les gustan más los dulces que los salados, y realizan expresiones faciales de desagrado tras probar algo salado o amargo.

– Esta preferencia por lo dulce (como el sabor de la leche) contribuye a asegurar su buena nutrición.

– Durante este mes, la capacidad auditiva de tu pequeño será lo bastante sofisticada para notar la diferencia entre un timbre de teléfono y el sonido de una sonaja, aunque para él, los sonidos ambientales no pasan de ser simples ruidos.

 


 

Tu bebé en la semana 4

– Para esta semana su respiración será algo ruidosa e irregular. Dormirá la mayor parte del día y de la noche. Su llanto será su forma de llamar tu atención para expresarte si tiene hambre y si se siente o no a gusto.

– El llanto de tu pequeño recién nacido es un acto necesario y el único medio que tendrá para comunicar al mundo lo que siente: hambre, frío, sensaciones de miedo o de abandono.

– Hasta el momento en el que aprenda a hablar, su llanto será la señal con la que de a entender que algo no está bien. Por ejemplo, algunos bebés, a cierta hora del día, tienen prolongados momentos de llanto, reacción que se deberá a algunos dolores como los cólicos u otras causas.

– No te angusties ni te preocupes, ya que el cólico de los lactantes es un problema que por lo regular desaparece alrededor del tercer o cuarto mes de vida.

– Ya distinguirá los cuatro sabores básicos: dulce, salado, ácido y amargo, a pesar de que su alimentación se debe limitar a la leche materna o a la fórmula de iniciación.

Su proceso de socialización

– Hacia las cuatro semanas de vida , tu pequeño imitará los gestos de los adultos que lo cuidan y será capaz de percibir y reaccionar ante las expresiones emocionales de los demás.

– Le gustará el contacto visual.

– Dejará de llorar cuando lo mezas.

– Reconocerá tu voz y la de papá.

– Ya será capaz de manifestar agrado y desagrado.

Para tú información

– Al mes de vida, tu pequeño no será capaz de sujetar o soltar un objeto voluntariamente. Por lo tanto, casi todo lo que pongas en su mano lo soltará (una sonaja por ejemplo), se le caerá de inmediato. Esto cambiará entre el 8º y 9º mes.

 


 

Tu bebé en la semana 5

– Tu pequeño logrará dar algunas señales de placer a los dos meses. Antes, sólo manifestaba sensaciones de malestar. cerca de la quinta semana, tu pequeño dormirá alrededor de siete horas seguidas.

– Hacia finales del mes, aún dormirá más. Muchos pequeños duermen mucho más durante el día que por la noche para que esto no suceda con tu pequeño, despierta a tu pequeño, después de un máximo de cuatro o cinco horas de sueño diurno.

– Este método permitirá que tu pequeño cambie sus ritmos, y que se adapte un poco más a los del resto de la familia.

– Si lo acuestas boca arriba, adoptará una postura diferente a la que adopta un recién nacido.

– Continúa teniendo la cabeza vuelta a un lado, pero los brazos están flexionados,- con las rodillas separadas y las plantas de los pies vueltas hacia dentro-. Si lo incorporas y lo sientas, sin sujetarle su cabeza, ésta caerá hacia atrás.

¿Sabías que?

– Entre la 4ª y 6ª semana algunos pequeños presentan manchitas de acné en la piel. El acné puede ser debido a las hormonas maternas que todavía circulan por su organismo o la obstrucción de los poros, aún inmaduros.

– Sea como fuere, los problemas de complexión de tu pequeño se desobturarán a medida que se desarrollen y las hormonas maternas se irán eliminando poco a poco.

– Es muy aconsejable que le laves suavemente su carita con agua (sin frotar ni usar jabón) y que lo seques con cuidado, también sin frotar. Dentro de algunos meses, sus poros estarán completamente limpios.

Como puedes estimular su desarrollo auditivo

– Háblale y cántale en voz baja.
– Pon en marcha una caja de música, radio, cassette, CD o televisión.
– Coloca un reloj de tic-tac o un metrónomo cerca de él.

Tu bebé en la semana 6

Ya coordina los sentidos 

– Sus movimientos se volverán mucho más armoniosos, aunque no siempre suelen estar correctamente coordinados.

– Durante el segundo mes, tu pequeño empezará a coordinar sus sentidos: la vista y el oído, apenas oirá un sonido especial, y la vista y la succión, apenas verá el pecho materno.

– Su mirada podrá seguir un objeto en movimiento, primero horizontalmente, después verticalmente y posteriormente de manera circular. También empezará a escuchar con más atención, incluso los sonidos que producirá él mismo.

– Para esta semana aproximadamente, tanto los llantos de tu pequeño como las vocalizaciones podrán empezar a adoptar la estructura del lenguaje humano.

– Esto se deberá a que probablemente el pequeño ha adquirido un control mucho mayor del consumo de aire y del movimiento del mecanismo vocal.

Acerca de tu bebé

– Tu pequeño quizá ya muestre más interés por la fotografía de un rostro humano con ojos que por otro sin ojos.

– Esta reacción podría indicar que ha estudiado lo suficiente los rasgos del rostro como para saber que los ojos son un componente esencial del mismo. El contacto visual será muy importante para tu pequeño.

¿Sabías que?

– Será probable que tu pequeño preste atención a los sonidos y emita sonidos distintos a los del llanto.
– Se fijará en los móviles y los rostros.
– Ya te devolverá las sonrisas al jugar.


Tu bebé en la semana 7

Ya quiere chupar 

– La succión seguirá siendo su principal fuente de consuelo. Además, ya se podrá llevar su manita a la boca.

– Éste será el momento más apropiado para que empieces a pasear con tu pequeño por la casa. Como todo le resultará desconocido, estos paseos constituirán una manera de que se hagan compañía mutuamente.

– Recuerda que papá también debe participar y disfrutar del pequeño, para que comiencen una maravillosa relación.
– Si le hablas, responderá con extraños sonidos . su puño comenzará a abrirse gradualmente, le llamarán la atención los colores, se chupará las manos y jugará con su lengua. En este mes su adaptación al nuevo mundo se consolidará.

– Ya podrá levantar su cabeza en un ángulo aproximado de 45º respecto a la superficie.
– Será capaz de sostener su cabecita bastante bien cuando lo tengas en brazos y en posición vertical.

Acerca de tu pequeño

– Aunque su capacidad para jugar sea limitada, es probable que ya se divierta relacionándose con otras personas y que sea capaz de hacer nuevas expresiones faciales durante el juego.

– Es muy probable que los músculos de tu pequeño se estén desarrollando correctamente. Fíjate en si tiene las manos abiertas durante más tiempo y si el reflejo de succión empieza a declinar.

– Son dos signos de su progreso. Una mano abierta explora de un modo más eficaz y, a medida que va remitiendo el reflejo de succión, tu pequeño será capaz de ejercer un mayor control sobre lo que sujeta y lo que toca sin sujetar.

Tu bebé en la semana 8

– Si te mueves ya te seguirá con la mirada y se comunicará con sus primeras sonrisas cuando tú o papá le hablen. Sus movimientos corporales serán todavía involuntarios y torpes.
– Desde esta semana hasta la semana 15ª los pequeños suelen dormir una media de menos de 15 horas diarias y la mayoría de ellos presentan un ciclo de sueño predecible, aunque es posible que sea una constante desde la 3ª semana.

En su desarrollo cognitivo

– Tu pequeño responde perfectamente a las voces a partir del mes de vida, aunque su sensibilidad a la fuente emisora de otros sonidos empezará a desarrollarse desde ahora y hasta las 15 semanas.

– Durante esta semana y la que sigue tu pequeño podrá comenzar a mover los ojos para buscar la fuente de los sonidos que oye.

– Acuéstalo en la cuna, colócate en la cabecera fuera de su línea directa de visión, y haz sonar una campana o una sonaja, primero en un lado y luego en el otro.

– Quizá no mueva la cabeza hacia el sonido hasta que tenga entre 2 y 4 meses, pero sus ojos se desplazarán lentamente de un lado a otro intentando detectar su origen.

¿Sabías que?

– Tu pequeño se sentirá especialmente atraído por las luces de contraste y las superficies reflectantes (espejos, etc.). El juego de espejos es fascinante.

– Si desarrollas la conciencia social de tu pequeño, le ayudarás a reconocer ?el niño del espejo?. Lo más probable es que, hasta el segundo año, no sepa que aquella es su imagen.


 Tu bebé en la semana 9

– El ambiente en que tu pequeño se desarrolla y crece, junto con algunas otras características hereditarias de su temperamento, estarán formando poco a poco su personalidad que será bien definida.

– Tu pequeño ya podrá mantener su cabecita más erguida y cuando esté acostado boca abajo, incluso podrá levantar sus hombros debido a que sus músculos se han fortalecido.

– Al terminar este mes, tu pequeño estará preparado para girar voluntariamente la cabeza y mirar a su alrededor. También podrá levantar sus brazos o estirarlos hacia delante.

– Al mismo tiempo también estará coordinando la vista, la prensión y la succión, dicho en otras palabras, se meterá en la boca todo lo que encuentre.

– Aunque no es muy recomendable que haga esto, no deberás sentir miedo, pues tu pequeño no vive en un mundo completamente esterilizado y tendrá que acostumbrarse, pero obviamente teniendo las debidas precauciones.

– Lo que si deberás cuidar es no dejar al alcance de sus manos objetos con piezas pequeñas, ya que éstas podrían ahogarlo, si llegara a tragárselas.

– Por otro lado, los movimientos de tu pequeño irán siendo menos rudos y ya sujetará las cosas con más precisión.

– Si te acercas demasiado, intentará jalar tu cabello y tocarte la cara. Su sistema auditivo será un poco más maduro.

– Cuando escucha un ruido, abre sus ojos o frunce la frente. Su visión se va perfeccionando y ya puede ver los colores.

Su desarrollo cognitivo

-Estos son algunos de los progresos sensoriales que tu pequeñín realiza durante el segundo mes:

*Empezará a ser capaz de enfocar objetos con los dos ojos.
*Cuando está acostado boca arriba, es probable que siga con la vista un objeto sonoro desde un lado de su cuerpo hasta más allá del eje torácico.
*Tal vez busque visualmente la fuente acústica.
*Es posible que vuelva la cabeza a un lado si oye un nivel del oído.

Tu bebé en la semana 10

¡Comienza su tercer mes!

Dale su espacio para dormir

– La cunita de tu pequeño deberá proporcionarle la máxima seguridad, así como una buena circulación del aire.

– Si aún duerme en tu habitación, ya será tiempo de que lo cambies a su propia habitación para que se acostumbre y se vaya sintiendo seguro de estar en es nuevo lugar.

En su desarrollo físico

– Tu pequeño habrá mejorado su capacidad para levantar su cabecita cuando esté acostado boca abajo, y entre los 3 y 4 meses será capaz de elevarla unos 90º en relación a una superficie plana, mantener esta posición durante unos segundos y volver a bajarla controladamente hasta apoyarla en la superficie.

– Recuerda que a los 2 meses (dos o tres semanas atrás) sólo podía levantar su cabeza en un ángulo de 45º.

– Por estas fechas, será probable que tu pequeñín ya haya empezado a mostrar interés por los objetos de su entorno.

– Si lo sientas en tu regazo, junto a una mesa, y colocas frente a él un cubo de unos 2.5 cm de lado, tal vez lo mire fijamente.

– Esta atención centrada en los objetos suele estar totalmente arraigada a los 3 meses de edad.

– A partir de los 2 meses de edad, tu pequeño podrá empezar a manipular objetos (sonajas, anillos, cubos, etc.) de un modo simple mientras los sujeta.

– A los 4 meses esta capacidad de manipulación manual simple se habrá desarrollado por completo.


 Tu bebé en la semana 11

Estímulos para crecer mejor 

– Del tercer mes en adelante, tu pequeño tendrá más necesidad de estar acompañado.

– El pequeño está aprendiendo muchas formas de establecer una comunicación no sólo con los ojos, sino también con la voz.

– También necesita continuas atenciones sensoriales, palabras, sonidos, objetos que mirar y muchísimo cariño.

– Es por eso que se queja o llora si lo dejas solo durante algún tiempo.
Podrá distinguir tanto las formas como los colores, mostrando clara preferencia por los colores más vivos.

– También será capaz de experimentar distintas sensaciones táctiles: algún objeto de peluche, uno de madera, uno áspero o uno liso… ¡Percibirá que no todos son iguales!.

– Aunque tu hijo es aún muy pequeño, necesita de tu elogio y tu aprobación. Si e demuestras tu satisfacción por lo que hace y dice, se sentirá mucho mejor consigo mismo.

Para tu información

– A finales de este mes, las zonas de la superficie del cerebro de tu pequeño que controlan los impulsos procedentes de los sentidos y los impulsos que se dirigen hacia los músculos están bastante desarrolladas.

– La motricidad de los músculos pequeños ha evolucionado un poco más que las restantes, sobre todo las que controlan las manos, brazos y sección superior del tronco.

– El desarrollo de las zonas sensoriales primarias va por detrás del de las zonas motrices primarias, aunque a los 2 años su ritmo evolutivo se habrá equiparado al de aquellas.

– Eso significa que la capacidad de tu pequeño le permitirá usar sus sentidos (en especial el tacto) para explorar el entorno.

Autor: CHOCOLETTE

Deja una respuesta