MITOS Y REALIDADES DEL RECAPADO DE NEUMÁTICOS

Hoy en día el recapado o reconstrucción de neumáticos es una opción económica considerando los astronómicos precios de los neumáticos nuevos para el transporte ya sea de cargas o de pasajeros.

Actualmente, se cuenta con tecnología de punta para la renovación de neumáticos que en la mayoría de los casos tiene un rendimiento kilométrico similar o superior al del neumático nuevo. También hay una gran variedad de diseños que se adaptan al uso específico del neumático, bien conocido como la correcta “segmentación” del neumático acorde al tipo de carretera o piso que el vehículo desempeña su uso.

Es más que importante el control de su vehículo para el buen rendimiento de los neumáticos, control de presión de aire, rotación, balanceo y buen montaje son fundamentales para incrementar la vida útil. Se ha logrado documentar casos de empresas de transporte que han reducido notablemente el gasto de neumáticos nuevos realizando el adecuado control y manteminiento de flota, evitando pérdidas de carcasas que se podrían reconstruir pero son descartadas antes de tiempo; ya que el exceso de desgaste  ( hasta las telas de nylon o malla metálica) obliga a descartar esos neumáticos virgenes sin reconstruir.

En promedio el costo de un recapado de un neumático convecional de camión es de 3 veces inferior al costo de uno nuevo y en el caso de neumáticos radiales sín cámara es en algunos casos hasta 5 veces menor al costo del neumático nuevo, además del beneficio económico hay un beneficio ecológico en estos tiempos de escases de caucho virgen y petróleo a nivel mundial.

A la hora de reconstruir neumáticos muchas personas tienen miedo o han escuchado comentarios o mitos sobre el mismo que no son reales o carecen de fundamentos lógicos; ya que estadísticamente las fallas de neumáticos por el proceso de recapado son del 0.01% contra el 99.99% de los casos de fallas que se producen por falta de mantenimiento o mal uso del neumático reconstruido como por ejemplo; baja presión de inflado, no respetar el límite de velocidad, exceso de peso de carga transportada, desbalanceo del neumático o bien el uso incorrecto de medidas y diseños de bandas de rodamiento.

También la mala reparación de roturas o de daños debido a elementos cortantes y penetrantes en neumáticos ocasiona la pérdida total del mismo, en la gran mayoria de los casos el usuario no tiene conocimiento de que realizando un trabajo específico de vulcanizado se puede reparar el daño y el neumático vuelve a su uso normal.

Autor: NEUMÁTICOS TUZZI

Deja una respuesta