PROS Y CONTRAS DE LOS PISOS CERÁMICOS, DE PORCELANATO Y DE PIEDRA

El cerámico es básicamente una pieza conformada de una mezcla en arcilla y agua, sometida a cocción y de terminación porosa (llamada bizcocho). Algunas poseen una capa de esmalte, otorgándole una terminación lisa y suave al tacto, además de mayor resistencia a los golpes y las manchas.

El porcelanato, en cambio, es una masa uniforme a la que se le adhiere color y se la puede confeccionar en distintas terminaciones: lisa, rugosa o con textura.

Su proceso de cocción a altas temperaturas los hace sumamente resistentes y su terminación permite un fácil mantenimiento y limpieza. Como suelen estar esmaltados -mate, brillante y satinado- son sumamente impermeables y por lo tanto ideales para baños y cocinas (no absorben grasa ni humedad).

Las cerámicas y porcelanatos que se utilizan en el piso son más pesados y duraderos que las que se utilizan en las paredes y otras superficies, pues deben soportar el impacto de las pisadas y el peso de los muebles.

Se colocan siempre sobre el contrapiso que debe estar firme y nivelado. Las juntas no deben ser menores a 3 mm. No necesitan ser curados ni tratados luego de su colocación. Llevan siempre un zócalo en el mismo material o preparado especialmente para combinar con esa cerámica o porcelanato.

A favor
Los cerámicos y porcelanatos proveen resistencia, practicidad en el mantenimiento y estética. Son completamente impermeables. Existen infinidad de variantes y tipos para adecuar a diferentes ambientes, usos y estilos.

En contra
Pese a su gran resistencia, sufren el desgaste y pierden el color en lugares muy transitados. También se pueden marcar con golpes fuertes.

Algunas Ideas de Decoración

? En habitaciones pequeñas conviene colocar las cerámicas en diagonal, preferentemente en colores claros, para generar sensación de amplitud.

? Básicamente el color del piso se comporta como el color en la pared: los colores claros retroceden y dan sensación de amplitud; los colores oscuros avanzan hacia el espectador.

Pisos de Piedra

La piedra es el material más duradero y que mejor resiste el desgaste, las agresiones y el uso constante. Sin embargo, debe utilizarse con cuidado y sin abusar de él, pues otorga una sensación fría al ambiente.

Los materiales más rústicos son los más adecuados para exteriores: patios, jardines y terrazas. Para balcones y terrazas las piedras deben ser livianas y permeables. Las opciones más sofisticadas van mejor en baños y cocinas.La colocación de piedras como revestimiento de piso debe hacerse siempre sobre un contrapiso firme y nivelado. Puede prescindir de zócalo pues su terminación es prolija, aunque se puede utilizar la misma piedra cortada o algunos modelos traen un zócalo preparado con terminación de media caña en su borde superior.

Ninguna piedra necesita ser curada, pero sí sellada. Lo correcto es aplicar un producto con siliconas que no modifique su color ni textura pero que proteja las manchas.

También se le puede sumar un tratamiento llamado Termovitrificación que le otorga un acabado mate o brillante similar al que se le realiza a la madera. Tenga en cuenta que las piedras van mejor a la decoración con un acabado más natural.

Clases de Piedras

Mármol
Es una piedra resistente, impermeable y de fácil limpieza. Por su particular diseño de vetas y su costo elevado, se lo relaciona con la elegancia y la sofisticación. El mármol suele utilizarse en baños, aunque hay que tener cuidado ya que su superficie es resbaladiza.

Conviene hacer un pulido por abrasión con el cual el mármol alcanza alto nivel de brillo natural, es decir: sin ceras ni componentes químicos. Los pulidos pueden ser brillantes, semibrillantes y mates. Las variedades de mármol más usadas son: carrara (con base blanca), botticino (con base verde) y verona (con base roja).

Travertino
Una variedad de mármol de tonalidad beige pero más rústico y poroso, aunque se pueden conseguir algunos travertinos con un tratamiento especial de pulido empastinado (se protegen los poros con una pastina especial y luego se lo pule para obtener un acabado mate similar al original).

Terracota
Es la tradicional baldosa color ladrillo. Además de las variedades naturales las hay con tratamiento a fuego para resistir las manchas y también esmaltadas.

Laja
La opción más económica entre las piedras. Se consigue en varios colores y en distintos cortes (irregulares o con formas), con superficie regular o irregular. Se debe prestar especial atención a las lajas que son de constitución arenosa, ya que suelen desprender arena debido al natural proceso de abrasión.

Para una mejor terminación es preciso curar la laja con un tratamiento antimanchas. En las lajas de color oscuro es necesario mantenerlas con cera o algún líquido especial para realzar su color y que no se vuelva blancuzca.

Pórfido (o adoquín)
Esta piedra es la que conocemos como adoquín y es utilizada por su gran dureza para empedrar calles. Proviene de la lava volcánica solidificada. Para usos decorativo se utiliza en pequeños adoquines o lajas cortadas en diferentes formatos. Hay una gran gama de tonalidades, desde los grises y los terrosos, al rojo y violeta.

Pizarra
Una piedra de zona montañosa que varía de color según el lugar del que fue extraída. Las hay doradas, rojizas, cremas, rosadas y anaranjadas. Se puede conseguir en lajas irregulares, baldosas, plaquetas, etc.

Arenisca
Piedra sedimentaria formada por granos de rocas ígneas. Los tonos van desde el crema, pasando por el arena hasta el rojo.

Cuarcita
Piedra muy resistente. Existe en una amplia gama de colores, lisos y jaspeados. (En la Región de Tandilia -Argentina- se la conoce también como piedra Mar del Plata, ya que es muy utilizada en la fachada de los chalets de la ciudad.)

Granito (o mosaico granítico)
Es impermeable y altamente resistente. El granito está conformado por una capa de polvos de mármoles y granos pétreos de distintos colores y tamaños, que le dan a la superficie una apariencia característica. Para grandes superficies, o si se desea evitar la mayor cantidad posible de juntas, el granito se puede hacer preparar en el lugar.

Calcáreos
Son las tradicionales baldosas con dibujos que se encuentra en las casas antiguas. Se componen de cemento común o blanco, polvos de mármoles o arenas finas, y colorantes. Si bien es un material menos resistente y más costoso, otorga un acabado muy rústico y artístico. Para su mejor preservación conviene darles una protección antimanchas.

Su variedad es enorme, ya que se pueden conseguir en la actualidad calcáreos en diversos colores y diseños, lisos o con dibujos. Si desea mantener un piso antiguo sepa que hay disponibles en el mercado algunos servicios de reciclado de viejas baldosas e incluso imitación o diseño de baldosas faltantes.

A favor
La piedra es la opción más resistente al desgaste, el transito y el paso del tiempo.

En contra
Suele ser costosa y fría.

Autor: FUTBOLARGENTINO10

Deja una respuesta