RESTAURACIÓN DE UNA RADIO A GALENA O RECEPTOR DE CRISTAL

Muchos inician su búsqueda en el mundo de la radio en los actuales radio receptores o transmisores, radios a transistores o radios valvulares, pero tarde o temprano intentan reavivar el fuego de los viejos tiempos de radio. Buscan recrear una radio como en los viejos tiempos, sin electricidad. Nos referimos a las radios a galena o receptores de cristal. Esta búsqueda se da por muchos motivos: están aquellos que lo intentaron de jóvenes y no pudieron hacer que su galena funcione, están aquellos que años más tarde buscan la revancha, y están a quellos que no saben porque, pero les sorprende la idea.

Un receptor de radio de cristal – también llamado set de cristal – es un receptor de radio muy simple, popular en los primeros días de radio. No necesita ninguna batería o fuente eléctrica excepto el poder recibido de las ondas de radio que llegan a través de la antena exterior desde la emisora. Posee además una conexión a tierra. tan vital como la antena.

A la hora de adquirir o restaurar estos receptores tenga en cuenta estos consejos:

1) En primer lugar no existen radios a galena originales, existen radios, cada una aporta su cuota de originalidad. Ahora si lo que Ud busca es un receptor realizado en determinada época ahí estamos hablando de otra cosa y no de originalidad, sino de antiguedad.

2) Es muy probable que la piedra galena falte en el receptor que por casualidad encontró entre tantas cosas de su abuelo, y esté reemplazado por un diodo de germanio. Bien de ser así la radio o el receptor están alterados y no es lo mismo. La piedra de galena se puede adquirir o reemplazar por pirita y otros minerales. Pregunte que amablemente algún galenista le responderá.

2 bis) Aspecto fundamental un par de auricualres de alta impedancia. Hemos encontrado que en caso de detectores de galena un auricular de 200 kohms funciona muy bien, en caso de un auricular de 1,5 Mohms en adelante, coloque una resistencia de 47 kohms en paralelo a la salida de los mismos. Experimente, estos son valores de orientación. De hecho un diodo de germanio sea cual fuere no brinda la misma respuesta que un detector de galena. Si utiliza un auricular de tipo magnético, no necesitará la resistencia.

3) A la hora de hacer funcionar estos receptores cuesta mucho trabajo encontrar el punto justo de funcionamiento del detector de las galenas (el punto de contacto del «bigote de gato» con el mineral en cuestión). Tenga paciencia y busque traquilo este punto. Una vez encontrado se puede fijar ese punto. El mismo le brinda un mayor sonido respecto a otros que irá encontrando.

4) La antena es vital en estos receptores, se debe aprovechar toda la energía: para ello emplazar la antena lejos de conexiones e instalaciones eléctricas, con aisladores cerámicos en los extremos. A una altura de unos 5 metros y un largo de entre 15 a 40 metros. Si vive en lugares ventosos cuidado: la antena se cargará con energía electroestática y la descargará en Ud. Hay arrestadores de estática fáciles de construir.

5) La conexión a tierra ha de ser proporcional a la antena. Busque la tubería de plomo de su hogar o coloque una jabalina a tierra. Este punto es importante para una correcta recepción, aunque la radio funciona solo con la antena, Ud conecte tierra también. sabrá porque le decimos esto cuando lo experimente. Cuide de no romper, perforar los caños. Haga esto si su mujer no está en las inmediaciones…

6) Antenas de cuadro: de hecho son atractivas, poseen sus limitaciones, pero son seguras para el operador de radio ya que lo proteje de descargas producidas por rayos. A propósito: NUNCA OPERE CON SU RECEPTOR DE GALENA DURANTE TORMENTAS ELECTRICAS, RIESGO DE MUERTE ! ! !

7) En caso que quiera construir un receptor de galena: paciencia, paciencia y más paciencia. Solo así se llega. Respecto a los materiales no busque lo mejor de lo mejor al principio, con un modesto presupuesto puede tener un excelente receptor.

8) Estos nobles receptores tienen la ventaja de operar sin electricidad y la potencia de su «volumen» dependerá de: componentes, distancia de las estaciones de su propio detector, su antena, su tierra, estación del año (siendo el otoño y el invierno las mejores estaciones de propagación de ondas de radio), los auriculares, la calidad de las bobinas, locación y otros puntos más que llevarían a un libro y no una guía. Una radio a galena no es un mp3.

9) Hay numerosos foros de radio para intercambiar ideas y esquemas. Los aficionados son gente solidaria y siempre ayudan a quien necesita un dato o un esquema. Consulte los foros.

10) Las radios a galena son un viaje apasionante a los principios dejados por Tesla, Marconi, Edison y tantos otros más que nos permitieron acceder a la base de las comunicaciones.

Esta guía está dedicada a los galenistas, aficionados, curiosos que desde ya reciben mi cordial saludo desde aquí hasta la ionósfera. 73´s y DX a todos !

Autor: RADIO EDISSON

Deja un comentario