SALUD DE UN CACHORRO EN CLIMAS CÁLIDOS

Climás calidos

Stress por calor

Aunque cualquier perro puede sufrir de stress por calor, algunos perros son más proclives. Estos son:

Cachorros y perros geriátricos.

Perros adultos con un historial de stress por calor.

Perros adultos recientemente trasladados de climás fríos a climás cálidos.

Razas de hocico corto como el Bulldog y Dogo, que normalmente tienen dificultades para respirar y jadear, no pueden disipar el calor del cuerpo tan bien como otros.

Los perros con sobrepeso porque el aislamiento de las capas de grasa reduce la radiación de calor a través de la superficie del cuerpo.

Los perros con desórdenes cardiovasculares o respiratorios pueden afectarse bajo condiciones que no serían peligrosas para otros perros normales.

Los perros que han recibido recientemente cortes de pelo excesivos pueden ser víctimás de insolación y son suceptibles de varios tipos de stress por calor como otros perros.

El agotamiento o la postración por el calor pueden ocurrir siguiendo a exposiciones prolongadas a calor intenso y un duro esfuerzo. La deficiencia de sal puede contribuir al agotamiento por calor el cual se desarrolla menos rápidamente que el golpe de calor y se caracteriza por la fatiga, debilidad muscular y colapso circulatorio.

El agotamiento por calor no es común en perros pero puede ocurrir como una complicación de una enfermedad cardiovascular.

Los calambres por calor son espasmos musculares dolorosos causados principalmente por una insuficiencia en la cantidad de sal en el cuerpo y por un esfuerzo severo bajo condiciones climáticas calurosas.

Los calambres por calor son raros en los perros, pero los perros de carrera o de caza pueden verse afectados ocasionalmente si efectúan ejercicios en condiciones de calor intenso.

Golpes de calor (también llamado golpe de sol o hipertermia) puede ser fatal para los perros. Se desarrolla rápidamente y se asocia generalmente con la exposición a altas temperaturas, humedad y poca ventilación. Los síntomás incluyen jadeo, una expresión ansiosa o mirada fija, fallan en contestar a las órdenes, piel seca y cálida, fiebre extremadamente alta (algunas veces llega a 110 F escala normal es de 101 a 103 F) deshidratación, pulso acelerado y colapso. También pueden ocurrir abundante salivación y vómitos.

Tratamiento de emergencia

Si un perro muestra signos de golpe de calor, sumérjalo en agua fría o rocíelo con una manguera de jardín para ayudarlo a bajar la temperatura corporal. Si no dispone de agua aplique compresas de hielo sobre la cabeza y el cuello y trasládelo a un lugar fresco de inmediato.

Con cualquier forma de stress por calor es importante la atención veterinaria urgente para evitar cualquier complicación posterior.

Precauciones

Nunca deje a un perro encerrado en un auto o cualquier otro lugar cerrado y pobremente ventilado en climás calurosos. En un estudio se informó que cuando la temperatura exterior es de 78 E un auto cerrado estacionado a la sombra llegará a 90 F en 5 minutos y a 1 10 E en 25 minutos.

Evite los ejercicios excesivos durante los días calurosos o noches húmedas y cálidas. El mejor momento para ejercitar perros es temprano a la mañana o tarde por la noche.

La provisión de pequeñas porciones de agua fresca y fría durante el día ayudará a bajar la temperatura corporal del perro durante períodos de extremo calor.

Una unidad de la perrera debe tener sombra externa durante el verano.

Pinte la perrera durante el verano de blanco si vive en un lugar cálido. Una prueba en el Centro Purina para determinar cuán intensamente el calor externo afecta el interior de la perrera mostró que una unidad pintada de blanco estaba de 15 F a 20 F más fresca que una unidad idéntica pintada de negro. En climás que tienen cambios estacionales un verde moderado es más práctico.

Consumo de alimento

Durante los meses cálidos de verano, no es raro que la consumisión de comida disminuya. Los estudios muestran que, como regla general, los perros necesitan un 7.5 % menos de calorías cada 10 F de aumento en la temperatura ambiente.

Comodidad en el calor

La unidad de la perrera debe estar bien aislada. Pregunte a su agente de extensión local para suministrar los niveles de aislamiento recomendados para su área.

Provea una ventilación amplia. Un ventilador de techo debe complementar la ventilación provista por puertas y ventanas.

Asegúrese que los perros siempre tengan agua potable fría y fresca. Cámbiela frecuentemente.

Suministre sombra en los corredores de la unidad.

Los árboles plantados alrededor de la unidad le suministrarán sombra pero las hojas que caen pueden bloquear los drenajes en los corredores de superficie dura. Los paneles de plástico duro o fibra de vidrio colocados sobre parte de los corredores proveerán sombra sin causar la molestia de las hojas; pero en áreas de fuertes nevadas los paneles deben ser quitados y guardados durante el invierno para evitar daños.

Otra opción, generalmente utilizada en el Centro Purina para el Cuidado de las máscotas, es la instalación permanente de paneles sólidos sobre parte de los corredores para la sombra y para reducir la acumulación de nieve en los mismos.

Una cubierta para la sombra es una tela plástica perforada extendida sobre las unidades. Esta tela bloquea el calor del sol mientras que a la vez permite la ventilación, mientras que una cubierta sólida impediría la circulación de aire. La tela es más fácil de guardar que los paneles sólidos.

Autor: FUTBOLARGENTINO10

Deja una respuesta