CÓMO LOGRAR EL ÓPTIMO RENDIMIENTO DE UN PROYECTOR SUPER 8 SONORO?

Existen dos formatos de película cinematografica que tienen el mismo ancho, pero frecuentemente son confundidos por quienes nunca los han utilizado. El primero fué el 8mm, derivado de cortar la cinta de 16mm por la mitad, muy usado en los años 50 y el segundo, el Super 8, una version perfeccionada, que al tener las perforaciones mucho mas chicas y dejar mas espacio a la zona de imagen, logró una substancial mejora en la definicion y luminosidad de la proyección. Este último, llegó a beneficiarse con la posibilidad del sonido, grabado en una banda magnética fresada en el margen opuesto a las perforaciones. (Tambien hubo con banda de sonido óptico, pero no fué muy utilizado) El formato de super 8 sonoro, tan conocido en los 70 y principios de los 80, Ofrecía la posibilidad de filmar peliculas caseras con sonido directo, o bien regrabarlas luego por medio del mismo proyector. Pero uno de los usos mas divertidos de los proyectores comenzó cuando las distribuidoras comenzaron a ofrecer copias sonoras de muy aceptable calidad de películas comerciales, muchas veces en versiones reducidas para hacerlas mas económicas y llevaderas. Si bien hoy día resulta insignificante a comparacion de la prestacion de las nuevas tecnologías, el proyector de super 8 ofrece para quien sabe apreciarlo, una calidad de textura cinematográfica muy diferente de las modernas. Hay quienes no se resisten a ver una película mientras corre la cinta por la máquina con su característico ruido de grifas. Pero para disfrutar verdaderamente de toda la calidad del super 8, no basta solamente con poner la pelicula y hacerlo andar. Hay que tomarse el verdadero trabajo de hacer rendir al maximo sus potencialidades de proyección. Esto es un ritual que vale la pena realizar. ALGUNOS CONSEJOS PARA LA MEJOR PROYECCION Lo principal a tener en cuenta para poder apreciar la imagen y los colores, es que el lugar donde se va a proyectar tiene que estar totalmente a oscuras. Cada minima rendija de luz que se cuele en el ambiente, nos quitará parte de la magia de la intensidad de los colores. Aunque parezca poco. Siempre es preferible para tener un buen tamaño de pantalla, tener el máximo de distancia posible que nos permita el ambiente, inclusive aunque la optica zoom nos permita proyectar de mas cerca. La tendencia «Gran angular» nos resta luz y definición y aunque parezca que alejarnos es perder intensidad, sucede lo contrario. Compruebelo!. Son conocidos los tipos de pantallas, y cada quien tiene sus preferencias. En mi opinion lo mejor son las perladas, que mejoran la luminosidad sin generar brillos molestos. De no tener una de estas, lo mejor es una superficie blanca totalmente mate, como puede ser una pared blanca o una tela bien montada. Yo prefiero evitar las pantallas plateadas, diseñadas mas bien para exposiciones o conferencias, pero no para disfrutar de una imagen. Ubique el proyector pefectamente perpendicular a la superficie de la pantalla y evitara deformaciones y molestas zonas fuera de foco. Preocúpese por hacer un enfoque preciso para lograr la máxima nitidez. No hay que descuidar el tema del sonido. La mayoría de los proyectores de super 8 sonoros, tienen una salida para conexion de parlante y algunos otra para salida de línea. Utilice un buen bafle, situado cerca de la pantalla y verá que maravilloso sonido analógico conservan aún hoy muchas de aquellas ediciones de los años 70. No se conforme con el parlante incorporado que dissocia la imagen por delante y el sonido por detrás, utilicelo sólo para pruebas. Tambien puede experimentar con la salida de línea si tiene algún amplificador externo donde conectarla. EL PROYECTOR La mayoría de los proyectores que se pueden conseguir hoy día son usados ya que dejaron de fabricarse hace muchos años. Aún así, existen algunos que han sido conservados sin uso dentro de sus cajas desde aquellos días. En principio, estos últimos son preferibles sin lugar a dudas, pero no excluyentemente. Hay partes, como las correas de goma, que normalmente se estiran o se cortan con el correr de los años, esto puede afectar tanto a unos como a otros. Siempre llegará el momento de hacer un cambio de correas, si usted es práctico en estas actividades encontrará la manera de hacerlo. Sinó consulte a un mecánico de proyectores. Es habitual que las correas estiradas den como resultado cierto ralentamiento que se nota en el sonido, los tonos de voz, la música, etc. Esto vale la pena mejorarlo. Algunos proyectores traen un control de velocidad que permite corregirlo. La mayoría tienen una regulación interna. Asegúrese de que corra a 24 cuadros por segundo sin demoras. Dá muy mala impresion una pequeña diferencia de velocidad, aunque los espectadores no noten a qué se debe la voz pausada de los actores. LA MECANICA Hay modelos de proyectores mecánicamente mas optimos que otros, principalmente en lo que refiere al cuidado de las películas. Las mejores marcas en este sentido pueden ser Elmo, Yelco, Minolta, Sankyo, Paximat, Chinon, etc. sólo por mencionar algunas de las mas conocidas (sin entrar en las mas exquisitas como Boileaux). Luego hay una cantidad de marcas económicas cuya mecánica tiende a dañar el material. Es importante que estén limpias todas las guías y rodillos por donde corre la película, empezando por la ventanilla, lo mas notorio durante la proyeccion. Se puede usar el cepillito provisto para la misma y cada tanto una limpieza profunda, que puede ser con hisopos embebidos en alcohol, para despegar restos grasos. Lo mejor es un buen sopleteado de aire comprimido. No utilizar instrumentos metálicos en la zona del cabezal magnético. LA LAMPARA Casi todos utilizan lámpara dicroica de 12v. 100w. todavía facilmente conseguible y a precio accesible. En este punto es muy importante que el espejo de la lámpara este en óptimas condiciones, ya que de ello depende 100% la luminosidad de la imagen. Aunque el filamento de la lámpara esté en buen estado, un espejo percudido, nos quitará la mayoría de la luz que debe concentrarse sobre la ventanilla de la imagen. El espejo mas durable lo tienen las Philips, aunque las General Electric son muy buenas. Luego hay una serie de marcas economicas de resultados notoriamente menores, cuyos espejos son de muy poca durabilidad. LA OPTICA Al comprar un proyector, una de las cosas mas importantes a observar, es la óptica. Si es posible se debe sacar del receptáculo y observar al trasluz por ambos lados. Si tiene suciedad en la superficie, se puede limpiar, pero hay otros problemas que son irreversibles. Muchas lentes, con el tiempo y la humedad, desarrollan hongos internamente, que se notan a simple vista. Esto no tiene arreglo, y mermará notoriamente la definicion y la luminosidad de la imagen. Conseguir otra lente que corresponda al mismo modelo de proyector, no es imposible, pero tampoco fácil. De manera que esta es una condición fundamental. Tampoco son corregibles las rayaduras superficiales. Si sólo es alguna rayadura aislada, no tiene gran influencia, pero toda una superficie rayada, si. Si las lentes tienen manchas de grasa, frecuentemente de dedos, se deben limpiar con mucho cuidado, en sentido giratorio con un paño de algodon suave o franela y apenas una gota de liquido limpia lentes, o un toque de detergente, preferiblemente no usar alcohol. Es preferible no realizar muchas veces esta operacion a menos que sea absolutamente necesario. A la larga, la lente va resintiendose, como perdiendo la fina capa (coating) que recubre la superficie. El mantenimiento habitual debe ser sólamente retirar polvo y pelusas con un cepillo (tipo pincel) que lleva un soplete de aire, procurando darle el minimo desgaste. LAS PELICULAS Aunque en Europa han resurgido algunas pocas ediciones actuales, en vista de la cantidad de coleccionistas y poder adquisitivo, la mayoría de las películas que se consiguen fueron editadas en los 70, o principios de los 80. De manera que, en general, estan afectadas por el uso o el paso del tiempo. Si la película fue muy (o mal) usada, se nota frecuentemente por las rayas en la imagen. De estas las menos notorias son las del lado del soporte, de color oscuro. Las mas temidas, son las del lado de la emulsión, que suelen ser muy claras y notorias, aunque por suerte, son las menos frecuentes. Lo peór, es que tenga las perforaciones dañadas, causando problemas de estabilidad de cuadro, que a veces los bucleadores corrigen sobre la marcha. Pero a veces esto puede dar llegar al extremo de un fatal accidente que termina con el consiguiente corte del film. El otro problema que afecta tanto a películas usadas como sin o poco uso, es la pérdida del color. Esto depende de ciertas variables como la calidad de película virgen que se utilizó, o del laboratorio donde se reveló originalmente. Es frecuente que muchas películas pierdan ciertos componentes del color, entre las cuales suelen perdurar sólo los rojizos. En esto llevan ventaja las impresiones de películas blanco y negro, que bien cuidadas, suelen conservarse tal cual como el primer día de estreno. Espero que esta guía, anque breve e inconclusa, haya resultado útil para quienes tiene ganas de experimentar esta sensación del super 8 y quiero hacer una aclaración final: Es muy frecuente en los avisos de venta de proyectores ver usuarios que preguntan si tienen salida de conexion para grabar en video. Que se entienda, esto corresponde a otra época, a otra lógica, a otra tecnología. La única manera de transpasar películas de super 8 a video desde un proyector es tomándo la imagen con una cámara, de la mejor manera posible. Y en lo posible pudiendo regular la velocidad para que no produzca parpadeos de obturación.

Autor: PUERTACINE

Deja un comentario