ELECCIÓN DE JUEGOS DIDÁCTICOS PARA ESTIMULR AL BEBÉ

La idea de un juguete para los más pequeños puede resultar no sólo de entretenimiento y diversión, sino también como herramienta de estímulo y motivación para el desarrollo temprano de los sentidos del bebé.

Desde el momento que nos enteramos las mujeres de que estamos esperando a un hijo, sólo podemos pensar en darles lo mejor en todo,  amor, cariño, afecto, contención, paciencia, dedicación. Ahora cuando hablamos de las cosas materiales que les vamos a dar, y más aún cuando nos referimos a los juegos y juguetes que vamos a elegir o que piensan regalarnos, sabemos realmente cuál es el uso que nuestro bebé le va a dar a ese objeto? y la respuesta es que muchas veces pensamos en un juguete como pasatiempo, pero nuestro bebé recién nacido tiene mucho por aprender y más aún, áreas psicomotrices para desarrollar. Todo lo que tenga a su alcance, aquellas cosas que se encuentren a su alrededor, los objetos, los sonidos, los olores, los movimientos, serán su nuevo mundo a explorar, y a través de los 5 sentidos, podrá ir experimentando nuevas sensaciones, adquiriendo nuevas habilidades, desarrollando su psicomotricidad durante las horas que esté despierto y aún recordando lo aprendido en sus horas de sueño.

Por eso es importante que cuando pensemos en comprar o regalar un juguete para un bebé, pensemos en cómo lo estaremos ayudando a desarrollar esas nuevas habilidades y a su buen desarrollo físico y mental. Hoy existen en el mercado muchas opciones de estos juguetes, pero que sea el más caro o el que más accesorios trae, nos garantiza que les estamos ayudando de la mejor manera? puede que no siempre sea así. Un juguete que contenga diferentes áreas de estimulación que contribuya en el desarrollo de la mayor cantidad de sentidos posible, sirve y a veces es suficiente para que ese bebé tenga una buena estimulación y desarrolle inclusive, su imaginación de manera saludable. Otro factor importante a tener en cuenta es que la ayuda en la estimulación es buena pero no así la sobreestimulación. Todo aprendizaje lleva su tiempo, y es correcto pensar en que debemos ir despacio, y esperar a ver sus distintas reacciones inclusive con el mismo juguete en diferentes etapas de crecimiento. Si a un bebé de 1 mes, se lo pone boca arriba en un gimnasio para bebé, que tiene zonas que crujen cuando él se mueve, diferentes texturas al tacto, y que además puede ver por encima de su cuerpo objetos que se mueven cuando él se mueve, está aprendiendo tres cosas diferentes y lo estamos ayudando a sacar conclusiones a partir del movimiento (si toco esto se mueve, si me muevo esto hace ruido, compara texturas). Ahora, si a este juego le sumamos una música que nosotros manejamos apretando un botón y dura 10 minutos, no importa lo que haga el bebé, va a sonar por esos 10 minutos, yo me pregunto, sirve? es necesario ese accesorio en el gimnasio? esto, no se puede reemplazar por poner música suave desde cualquier equipo de audio que tengamos a mano mientras el bebé juega y aprende por sí mismo en su gimnasio? Sirve? resulta didáctico en algún sentido? cuánto más pagamos por ese accesorio poco feliz? la propuesta es, qué tal un poco de música clásica suave? es lo mismo que una mantita “didáctica” con colores pasteles, un estampado colorido y que cruje en todas sus partes por igual. Yo pregunto, sirve? claro que sí, pero ojo! que en el mercado hay una gran variedad de estos productos y los precios no siempre se condicen con la calidad del juguete que se presta en llamar “didáctico”, es decir, la relación que tendríamos que hacer es a mayor cantidad de elementos didácticos diferenciados que contenga el juguete, en nuestro ejemplo un gimnasio, mayor el precio que deberíamos pagar. Olvidemos un poco el tema marcas y veamos realmente qué les estamos ofreciendo a nuestros hijos cuando compramos un juguete. Un niño bien estimulado no es necesariamente el que tiene el juguete más caro o sofisticado, aunque muchos fabricantes nos quieran engañar con sus caras publicidades debemos hacer jugar nuestra astucia e información para no malgastar el dinero que tanto nos cuesta ganar y sentirnos orgullosos de los logros de nuestros niños.

Autor: GRDEMICHELIS

Deja una respuesta