QUÉ SON LAS VACUNAS? QUÉ TIPOS DE VACUNAS EXISTEN?

Las vacunas son la forma más eficaz y segura de proteger a los niños de las enfermedades infecciosas. Hay que estar informada ya que permanentemente hay nuevas formas de asegurar esta prevención.

Los niños, una vez que tienen cierto uso de razón, odian las vacunas. Pero gracias a ellas, muchas de las enfermedades que afectaron a nuestros padres o abuelos en su infancia ya están erradicadas o en vías de extinción -incluso, muchas de ellas son desconocidas por las jóvenes mamás-. Otras enfermedades se manifiestan en niños vacunados, pero de forma tan leve que apenas causan molestias.

A partir de su nacimiento, el pequeño cuenta con la inmunidad que le confirió su madre dentro del útero y una vez que comienza la lactancia materna, la mamá le sigue transmitiendo sus anticuerpos a través de la leche. Pero esto no es suficiente para librarlo de muchas enfermedades. Por eso, es conveniente conocer a fondo esta forma eficaz de proteger al pequeño de enfermedades que pueden afectarlo en su infancia. Algunas pueden ser: poliomielitis, hepatitis, varicela, tétanos, sarampión, paperas, rubéola, meningitis y gripe entre otras.

 

Qué son las vacunas

 

Son preparaciones especiales de partes de microorganismos o microorganismos enteros modificados que producen en el organismo una respuesta inmunitaria: la formación de anticuerpos. Al recibir la vacuna, el sistema inmunológico reacciona defendiéndose de la misma manera que si hubiera sufrido la infección natural pero sin sufrir los riesgos de padecer la enfermedad.

 

Hay diferentes tipos de vacunas

  • Las bacterianas, elaboradas a partir de bacterias o partículas de ellas inactivadas o muertas, son la BCG, DPT o Triple (difteria, tos convulsa y tétanos), entre otras.
  • Las virales, elaboradas a partir de virus o partículas de ellos, inactivados o atenuados. A este grupo pertenecen las vacunas contra la poliomielitis, rubéola, sarampión, paperas, gripe, hepatitis A, hepatitis B, rabia, entre otras.

Los niños, una vez que tienen cierto uso de razón, odian las vacunas. Pero gracias a ellas, muchas de las enfermedades que afectaron a nuestros padres o abuelos en su infancia ya están erradicadas o en vías de extinción -incluso, muchas de ellas son desconocidas por las jóvenes mamás-. Otras enfermedades se manifiestan en niños vacunados, pero de forma tan leve que apenas causan molestias.

A partir de su nacimiento, el pequeño cuenta con la inmunidad que le confirió su madre dentro del útero y una vez que comienza la lactancia materna, la mamá le sigue transmitiendo sus anticuerpos a través de la leche. Pero esto no es suficiente para librarlo de muchas enfermedades. Por eso, es conveniente conocer a fondo esta forma eficaz de proteger al pequeño de enfermedades que pueden afectarlo en su infancia. Algunas pueden ser: poliomielitis, hepatitis, varicela, tétanos, sarampión, paperas, rubéola, meningitis y gripe entre otras.

 

Qué son las vacunas

 

Son preparaciones especiales de partes de microorganismos o microorganismos enteros modificados que producen en el organismo una respuesta inmunitaria: la formación de anticuerpos. Al recibir la vacuna, el sistema inmunológico reacciona defendiéndose de la misma manera que si hubiera sufrido la infección natural pero sin sufrir los riesgos de padecer la enfermedad.

 

Hay diferentes tipos de vacunas

  • Las bacterianas, elaboradas a partir de bacterias o partículas de ellas inactivadas o muertas, son la BCG, DPT o Triple (difteria, tos convulsa y tétanos), entre otras.
  • Las virales, elaboradas a partir de virus o partículas de ellos, inactivados o atenuados. A este grupo pertenecen las vacunas contra la poliomielitis, rubéola, sarampión, paperas, gripe, hepatitis A, hepatitis B, rabia, entre otras.

Las vacunas originan reacciones por lo general leves en los niños que las reciben. Muchas de esas reacciones casi no requieren tratamiento, fuera de la aplicación de hielo, de un antipirético o de adoptar ciertas medidas de alivio, como un paseo prolongado o una dosis extra de mimos.

Hay vacunas que se deben aplicar obligatoriamente a los niños  y están incluídas dentro del calendario oficial de vacunas, que incluye aquellas que el Estado provee gratuitamente.

 

Estas son:

  • BCG
  • Sabin oral
  • Hepatitis B
  • Cuádruple (DPT más Anti Haemophilus influenzae ?tipo B?)
  • Triple viral

Autor: MAMASOLBEBES

Deja una respuesta