FICHA TÉCNINA DE HYUNDAI i30 2.0 GLS

El Hyundai i30 es un vehículo de última generación diseñado en Europa en función de los gustos y necesidades del mercado del viejo continente.

Este mediano se lanzó mundialmente a mediados del año pasado y ya es un éxito en varios países.

Su reciente llegada a la Argentina tiene un significado especial, no sólo para la marca, sino para los potenciales consumidores, ya que es el mismo que se comercializa en todo el mundo, incluyendo el equipamiento.

Tampoco le falta potencia

El i30 está disponible en tres motorizaciones nafteras: la 1.4 de 109 CV, la 1.6 de 122 CV y la 2.0 de 143 CV.

Autocosmos tuvo la oportunidad de probar, simultáneamente con su lanzamiento local, la versión más potente de la gama con caja manual y el equipamiento más completo de las siete versiones disponibles.

Se trata del motor de dos litros con dieciséis válvulas que desarrolla una potencia de 143 caballos alcanzados en las 6.000 vueltas y un torque máximo de casi diecinueve kilográmetros que se logran alrededor de las 4.600.

Estas son cifras realmente buenas para un vehículo de relativamente poco peso: algo más de 1.300 Kg. Eso se nota al pisar el acelerador, ya desde una partida detenida, cuando de entrada el vehículo empuja con una fuerza poco común.

Lo mismo pasa cuando ponemos la segunda y esa sensación no decrece cuando hacemos lo propio con la tercera, hasta llegar a la quinta con la que desarrolla una notable velocidad final de casi 206 Km/h.

La caja acompaña con un buen escalonamiento. Las marchas con tendencia larga ayudan a contener el consumo de combustible. La posición en la selectora está un poco desplazada de lo habitual y eso, hasta que uno se acostumbra, por supuesto, puede inducir a algún yerro.

 

Atractivo y espacioso

Su estética se muestra muy lograda, sobre todo la del interior donde se aprecia un moderno tablero con una completa y refinada consola. Los instrumentos, que al contrario de la tendencia siguen siendo análógicos, presentan una lectura clara y precisa.

La cómoda posición de manejo se logra a través de sus variadas regulaciones, todas ellas manuales, tanto del asiento como del volante.

El espacio para el resto de los pasajeros también es amplio y el baúl, con 415 litros de capacidad, ofrece un apreciable volumen para un vehículo de su tamaño.

Colabora para una mejor estadía en el habitáculo, la buena cantidad de portaobjetos y posavasos, tanto en la parte delantera como en la trasera.

Todo lo que se puede tener

La excelente calidad y el elevado nivel de equipamiento son dos de las grandes virtudes de este auto, pero no debemos olvidar su amplia dotación en materia de seguridad que incluye ABS con EBD, control de tracción (TCS), control de estabilidad (ESP).

Tales sistemas colaboran con su ya sobresaliente comportamiento dinámico, el que transmite una confianza hacia el vehículo tanto en lo derecho como en las curvas amplias y veloces.

Otros destacados en esta materia son los apoyacabezas delanteros activos, cinturones inerciales en todas las plazas, airbag frontales, laterales y de cortina, alerta de cinturones de seguridad en todas las plazas -algo más que oportuno e infrecuente en su franja- y fijaciones Isofix de serie.

Entre los ítems de confort sobresalen entre una infinidad de elementos el control de velocidad crucero, el techo solar eléctrico, los asientos de cuero calefaccionados, los sensores de estacionamiento y los mandos de audio en volante.

En la Argentina, todos los i30 están equipados con todos estos sistemas de serie e incluso suman mayor equipamiento como el monitoreo de presión de neumáticos en las versión probada.

No por nada, poco antes de arribar a nuestro país, el nuevo Hyundai i30 recibió dos importantes premios internacionales: “Mejor coche del año”, en España, y “Car of the year”, en Australia.

Costos y beneficios

Los precios del i30 arrancan en los US$ 25.000 y llegan a los 32.900 dólares. La versión probada, o sea la 2.0 GLS Full Seguridad Premium, cuesta US$ 31.400.

Entre las marcas generalistas, en su franja se encuentran vehículos tales como el Volkswagen Golf, el Renault Mégane II bicuerpo y el Peugeot 307.

Por su parte entre las premium están el Audi A3 y el BMW Serie 1. En el caso de las tres primeras, el coreano tiene varios argumentos en su favor. En cuanto a las otras, la principal diferencia radica en el menor precio.

Otro punto fuerte que ofrece el i30 es la garantía de tres años, lo que muestra a las claras la confianza de la marca hacia sus productos.

Autor: ANTIQUARIUM2

Deja una respuesta