PASOS PARA APLICAR PINTURA PARA PISOS

Las pinturas para pisos son fáciles de aplicar, económicas, resistentes al tránsito, los agentes climáticos y el sol (rayos UV), impermeables y antideslizantes. Se pueden utilizar sobre cualquier superficie limpia y seca: madera, cemento alisado, ladrillo, etc.

Preparación de la Superficie
En todo trabajo de pintura es importante la preparación de la superficie, pero en el caso de los pisos es fundamental, pues se trata de superficies sometidas a una constante fricción. De los procesos previos, depende el verdadero rendimiento de las características originales de la pintura (mencionadas por el fabricante en el envase).

La superficie a pintar debe estar limpia y seca: libre de grasa, aceite, cera, polvillo, hongos, humedad, pintura en mal estado (suelta, descascarada, ampollada, etc.), óxido, alcalinidad, etc.

Superficies Lisas y Brillantes
Las superficies lisas y brillantes deben lijarse hasta lograr un nivel óptimo de adherencia, con una rugosidad similar a la de una lija de grano 120. Limpiar luego con agua y detergente, y enjuagar. Dejar secar antes de pintar. En superficies muy lisas al tacto es conveniente realizar un Tratamiento Acido, destinado a proveer mayor anclaje y adherencia a la pintura (ver debajo).

Superficies Pintadas Previamente
Las superficies ampolladas, descascaradas o desgastadas deben ser reparadas eliminando las partes flojas con cepillo de cerdas duras, espátula o lija. Eliminar el polvillo y aplicar una mano de acondicionador diluido. En caso de películas totalmente deterioradas, eliminarlas con cepillo de alambre y tratar como si fuera una superficie nueva.

Superficies Nuevas
Los pisos recientemente construidos tienen un alto grado de alcalinidad. En ese caso, se puede dejar transcurrir 6 meses o realizar un Tratamiento Acido, útil también para neutralizar superficies nuevas que van a ser pintadas.

Comprobar la Alcalinidad del Suelo: Para verificar que la superficie se encuentra libre de alcalinidad se debe utilizar un indicador o papel pH. Si el mismo indica un valor superior a 7-8, se deberá repetir el tratamiento ácido tantas veces como sea necesario hasta alcanzar ese valor. Si el mismo fuera menor a 7-8, se deberá enjuagar a fondo la superficie con abundante cantidad de agua.

Tratamiento Acido:

? Limpiar a fondo la superficie con cepillo de cerdas, agua y detergente, para eliminar los restos de grasitud, suciedad, etc. Enjuagar con abundante agua. Esta operación es muy importante para que el sustrato se encuentre apto para comenzar el tratamiento ácido.

? Aplicar ácido muriático diluido en partes iguales con agua y dejar actuar durante 10 minutos. Si el grado de burbujeo fuese muy intenso, aplicar 2 veces ácido en el mismo sitio con un intervalo de 30 segundos y luego dejarlo actuar 10 minutos. Una vez transcurridos los 10 minutos enjuagar con abundante agua y finalmente, dejar secar un mínimo de 48 horas.

? Volver a verificar la alcalinidad antes seguir con el proceso.

Acondicionador / Sellador
Aplicar una mano de Acondicionador / Sellador según indicaciones del fabricante. El producto no debe formar una película superficial: debe ser absorbido por la superficie. Si se percibe algún área con brillo, debe lijarse suavemente hasta eliminarlo.

Aplicación de la Pintura
La aplicación de la pintura debe hacerse según indicaciones del fabricante. Respetar siempre los tiempos de secado que figuran en las indicaciones. Para su colocación se utiliza pincel, rodillo o soplete, repasando repetidas veces a fin de obtener la máxima penetración de la pintura.

Si se utiliza pintura diluida, se recomienda agitar la pintura periódicamente a fin de evitar la sedimentación de los pigmentos.

Evite pintar bajo los rayos directos del sol, ya que se perjudica la adherencia, por la excesiva velocidad de evaporación del agua. Evite pintar con una humedad ambiente superior a 85% o cuando se prevean lluvias.

Autor: FUTBOLARGENTINO10

Deja una respuesta