QUÉ ES EL SPINNING Y PARA QUÉ SIRVE?

Se trata de clases grupales con bicicletas fijas con carga regulable. Se acompaña con música. Es ideal para mejorar la fuerza en piernas y para el sistema cardiorespiratorio.

La mayoría de la gente llamaría a esta actividad “bicicleta fija” ya que se trata de sentarse sobre una bicicleta fija ?justamente-, pedalear y transpirar.Con este elemento trabajamos, básicamente, los músculos y las articulaciones de las piernas y también el corazón.

 

Pero el “spinning” es más que eso. En realidad, también se logra ganar fuerza y resistencia. Porque este sistema es más que sólo pedalear: esta bicicleta a diferencia de las fijas convencionales tiene un cambio fijo, un manubrio de carrera, pedales con clip para sujetar firmemente los pies y un asiento rebatible.
La persona que emplea esta bici experimenta la sensación de estar pedaleando en un terreno con desniveles, ya que puede graduar la carga de resistencia. Es decir puede hacer más o menos fuerza para pedalear.
Otra diferencia con la bicicleta fija convencional es que, mientras se pedalea, el instructor guía con su relato simulando ser el puntero de un grupo de bicis que van por un sendero. Entonces, decide cambiar de ruta y los alumnos deben subir la carga de resistencia, lo que significa que por ejemplo, estén en un terreno ascendente. O bien puede indicar que hay que bajar la carga por lo cual significa que van en descanso.

Algunos gimnasios tienen, en el salón de spinning, una pantalla. En ella se pasan videos de caminos ascendentes o de abruptas pendientes, las cuales indican que hay que acelerar ó controlar el pedaleo. Por supuesto, este ritmo puede incrementarse o reducirse sólo cuando lo indica entrenador. La música, para motivar, es infaltable.
El programa spinning fue desarrollado en 1987 por el ciclista norteamericano Johnny G. Creó tres posiciones básica para tomar el manubrio, cinco movimientos para trabajar distintos músculos de las piernas. Y a esto le sumó la alternativa de pedalear sentado o parado.

Hoy en día, cada vez es mayor el número de ciclistas (de fondo o mountainbike) que incorpora el spinning en sus programas de entrenamiento.

Para practicarlo no se necesita tener ninguna habilidad especial: basta con saber pedalear y, por supuesto, haber consultado al médico antes.

En conclusión, con el spinning entrenamos nuestro cuerpo con un excelente ejercicio aeróbico y cardiovascular. Además, liberamos nuestra mente del stress diario, al imaginar que estamos pedaleando en medio de la naturaleza acompañados de música.

Autor: DYLER-FITNESS

Deja una respuesta