QUÉ SIGNIFICA LA LETRA ‘D’ PINTADA EN EL ASFALTO

Quién no se preguntó alguna vez para qué sirven o qué significan algunas señales sobre el pavimento en la mayoría de las avenidas de Buenos Aires.

Todos conocemos las señales que demarcan sendas peatonales, bicisendas y velocidades máximas. Sin embargo, existe una, marcada con la letra D , de la que la mayoría de los automovilistas no conoce su significado. Muchos creen que es una nueva forma de confeccionar infracciones, pero no es así. La D indica la presencia de un dispositivo para detectar vehículos.

Autotrol, una empresa del Grupo OCSA, es la proveedora de la tecnología, fabricada en el país, para el control y gestión del tránsito mediante las letras D .

Voceros de la empresa dijeron que existen diversas tecnologías para detectar vehículos, aunque la mayoría de las utilizadas aquí se basan en una espira inductiva.

Estas espiras se instalan debajo del pavimento, a unos 5 cm de profundidad, con un cable especial que soporta altas temperaturas. La espira detectora tiene 2 metros de ancho y 2 de largo, y se las identifica con la mencionada señalización: la letra D .

En cada carril se instala una espira detectora. Estas espiras se conectan a un dispositivo electrónico que mide la variación de inductancia que produce un vehículo al pasar sobre la espira. Ese equipo electrónico genera una señal que indica la presencia o no de un vehículo. La información generada por estos dispositivos se procesa primero en el controlador de tránsito y posteriormente se envía al centro de control.

Esta información es utilizada para diferentes aplicaciones: realizar conteos de vehículos y calcular el tiempo óptimo para cada señal de semáforos, seleccionar un plan de señales según el flujo de tránsito que circula en cada momento, tener datos estadísticos sobre el comportamiento del tránsito y otros.

El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires analiza el comportamiento del tránsito en 8 corredores estratégicamente definidos, y elabora un índice que refleja el comportamiento del tránsito. Este Indice de Tránsito se calcula mensualmente y mide la variación de los volúmenes vehiculares que circulan por los principales corredores viales y en las autopistas de acceso a la ciudad. Hay en la actualidad unos 120 puestos de medición en Buenos Aires, de los que entre 60 y 80 se usan para generar el Indice de Tránsito.

Datos de gran valor

La información de la cantidad de tránsito que circula en puntos estratégicos permite generar los programas para cada semáforo y la coordinación del conjunto de cruces. Una vez calculados para cada condición de tránsito, los programas se almacenan en una biblioteca en el sistema de control. Otra aplicación del conjunto de detectores es alimentar con información de tránsito a los algoritmos que permiten elegir cuál es el programa más adecuado para las condiciones de tránsito imperantes en cada momento.

Los detectores de tránsito también son utilizados en las autopistas. En las autopistas 25 de Mayo y Perito Moreno, los datos entregados por los detectores se emplean para calcular el tiempo de recorrido que luego se indica en los paneles de mensajes variables que informan el tiempo que insumirá llegar a una salida o acceso. Ese lapso está calculado por algoritmos que toman la información de los detectores instalados en la autopista.

La espira inductiva está sometida al deterioro del pavimento y las campañas de repavimentación. La marca D que la identifica no sólo es útil para localizarla para el personal de ingeniería de tránsito, sino que además permite que las empresas de obras públicas operen cuidadosamente en los sectores donde están instalados estos dispositivos. La vida promedio de una espira inductiva se calcula en 3 o 4 años. La detección por espira es la más tradicional, pero existen otras tecnologías: detectores infrarrojos, microondas y procesamiento digital de imágenes, entre otras.

Autor: ANTIQUARIUM2

Deja una respuesta