QUÉ TENER EN CUENTA A LA HORA DE SEMBRAR SEMILLAS PARA CÉSPED

La siembra se trata de ubicar las semillas en la superficie elegida distribuyéndolas con la mayor uniformidad posible, de acuerdo a la densidad predeterminada y logrando un buen contacto con las partículas del suelo y, a partir de su crecimiento lograr un buen césped.

EPOCA DE SIEMBRA

Básicamente hay dos épocas óptimas: Otoño y Primavera

Otoño: ideal para especies de crecimiento invernal (Rye grass, Festucas, Poas, Agrostis)

Primavera: para especies de crecimiento estival: Kikuyo, Bermudas).

PREPARACION DE LA CAMA DE SIEMBRA

Es preparar la superficie donde se va a depositar la semilla. Cuanto mas esmerada sea la preparación, tanto mayor será el éxito en la siembra: densidad, salud, vigor y velocidad para lograr el césped.

LOS PASOS

  • Revisar la nivelación del terreno y corregirla si fuese necesario. No debe quedar agua retenida ni escurrir violentamente.
  • Roturar el suelo unos 10 cm. de profundidad con pala, azada, discos o cualquier implemento que sirva a tal fin.
  • Extraer malezas, restos vegetales, piedras, vidrios, si fuese necesario.
  • Reafirmar el terreno mediante riego y rolado (sin exagerar)
  • Remover superficialmente los 2 cm. Superiores dejándolo mullido.
  • Adicionar e incorporar fertilizante arrancador (rico en fósforo) razón de 1,5 Kg. por cada 100 m2
  • Humedecer la capa superior (no se debe sembrar sobre superficies muy secas)

DENSIDAD DE SIEMBRA

Es la cantidad de semilla necesaria por unidad de superficie, habitualmente expresada en Kg. /100 m2. Depende de las distintas variedades de semillas de césped y también de otras variables como costos, urgencias, preparación del terreno y manejo posterior.

No es bueno el exceso de semilla, y la distribución uniforme es un punto crítico y como tal hay que tratarlo. Si la distribución se realiza al voleo es aconsejable hacerlo primero en un sentido y luego en sentido perpendicular a este, buscando lograr una cobertura plena sin vacíos en la superficie

TAPAR LA SEMILLA

Con el fin de favorecer una rápida germinación,  evitar pérdidas y desecamiento, se rastrilla muy suavemente con implementos útiles a tal fin. Se debe tener cuidado de no desacomodar demasiado las semillas.

Textos de EDIN, La Marca del Césped

Autor: GUILLEANDRE

Deja una respuesta