SALUD DEL CACHORRO EN CLIMAS FRÍOS

Climás frios

Nutrición

Suministrar una dieta completa y balanceada nutricionalmente es esencial para mantener al perro satisfactoriamente durante el invierno. Esto ayudará a asegurar que el perro está obteniendo la nutrición necesaria para desarrollar y mantener el pelaje y los músculos, y proveer energía para el calor. Aquí se presentan guías para la alimentación en climás frío:

En promedio, los perros requieren más comida por cada IOF que baja la temperatura. Una manera de ayudar en asegurar que los perros coman lo suficiente es alimentarlos dos veces al día. Recuerde que algunos perros pueden tener diarrea u otros problemás digestivos cuando se les cambia la comida o cuando se aumenta la ración, a menos que se haga gradualmente en un período de 7 a 1 0 días.

Las hembras en período de lactancia, los cachorros en etapa de crecimiento y los animales utilizados para trabajos duros tienen requerimientos de alta energía bajo cualquier condición , pero especialmente durante climás frios.

Un poco de gordura es recomendable en animales de clima frío. Las capas de grasa aislan y ayudan a reducir la radiación de calor de la parte superior del cuerpo del perro.

Si los perros no comen lo suficiente para mantener una buena condición corporal, puede ser aconsejable asentarlos a comer más agregando una pequeña cantidad de carne, grasa o desperdicios de la mesa en su dieta.

El agua es fundamental

Durante el clima frío, los perros deben disponer de agua fresca para varias horas al día.

Agregar agua templada a las comidas desecada del perro también puede ayudar a asegurar que la cantidad de agua ingerida por el perro sea suficiente.

Comodidad en el frio

La mayoría de las razas aclimatadas a vivir al aire libre pueden mantenerse afuera durante el invierno, pero deben tener un refugio adecuado. Los perros geriátricos (más de 8 años) necesitan una atención especial, y de ser posible, deben mantenerse adentro. Mantener a los perros secos y protegidos de los vientos invernales es esencial.

La aislación adecuada es necesaria en perreras calefaccionadas o no y en cuchas en casi todos los climás. En su condado puede suministrar valores recomendados para su área.

La buena ventilación, sin corrientes de aire cruzadas es recomendable. En el invierno, el aire debe extraerse desde el techo al piso para evitar que se vaya el aire cálido cerca del techo.

En perreras no calefaccionadas, las ventilaciones deben abrirse cuando la temperatura es más cálida que la del interior de la perrera. Es importante suministrar a sus animales una cama ya sea paja o viruta, teniendo la salvedad que si son cachorros no es aconsejable por ser alérgicos al polvo o madera así como su inhalación, sobre todo es necesaria la cama en perros de pelo corto.

Líneas de agua. Muchas perreras tienen un problema con las líneas de agua y los abrevadores se congelan durante los meses de invierno cuando la perrera no está calefaccionada o algunos sectores de las líneas de agua están expuestos a temperaturas por debajo de las temperaturas de congelación. A menos que se suministre una fuente de calor, algunas de las líneas de agua que conducen a la perrera deberán ser cortadas y los abrevadores vaciados regularmente para evitar que exploten en climás muy fríos. Cintas calefactoras eléctricas o pequeños calentadores de agua eléctricos ofrecen una solución económica a este problema.

Las cintas calefactoras, aislamiento y cintas para cubrir el agua puede comprarse normalmente en un paquete en un depósito o en un negocio. Puede usarse un termostato para apagar o encender la cinta calefactora, pero no es necesario. En la mayoría de los casos el costo adicional de los termostatos será más que la pequeña cantidad de electricidad ahorrada.

Se enchufa la cinta en un tomacorriente y requerirá una cantidad normal de electricidad para operar. Instalada correctamente, una cinta calefactora eléctrica durará varios inviernos, aún expuesta.

Calefacción de la perrera. En el Centro Purina para el Cuidado de las máscotas las perreras se calefaccionan. Preferimos calefactores especiales, pero los radiadores y sistemás de losa radiante también se usan con resultados satisfactorios. Si se utiliza la calefacción central no debe colocarse cerca de los perros.

Los pisos con caños de calor o cables empotrados se secan rápidamente, pero tienen una tendencia a producir más olores en perreras poco ventiladas. Es imposible reparar cables de calefacción empotrados en concreto. Si se utiliza este tipo de calefacción, los cables o caños deben instalarse sólo bajo la mitad del piso para permitir a los perros moverse para los lugares más fríos si ocurriera un recalentamiento.

Abrevadores. Puede utilizarse un calefactor de agua para un abrevador de un solo perro o uno que sirva para varios perros. Este es un pequeño aparato eléctrico que tiene un termostato incorporado. Se enchufa en un tomacorriente y mantiene una temperatura en el agua de 10 – 150 F por sobre el nivel de congelación. Varios tipos y medidas de calefactores de agua eléctricos pueden comprarse en la mayoría de los negocios.

Precaucion: Todos los cables eléctricos y otros aparatos deberán ser protegidos con una defensa de seguridad colocada alrededor de los mismos de manera que los perros no lo mástiquen. Un trapo de 1/4 de pulgada es una buena protección. Si los perros entran en contacto con un cable expuesto, pueden sufrir un daño grave o la muerte.

Asegúrese de seguir las instrucciones de la etiqueta al instalar y usar cualquier tipo de aparato eléctrico.

Las almohadillas calefactoras o las lámparas infrarrojas proveen calor extra en las perreras no calefaccionadas. Muchos tipos de almohadillas calefactoras pueden conseguirse pero no importa que tipo se utilice, asegúrese que los cachorros y perros puedan alejarse de la lámpara o almohadilla si se calienta demásiado.

Aún en perreras calefaccionadas, los cachorros recién nacidos a menudo necesitan más calor que el que sus madres pueden suministrar en el invierno. Al utilizar almohadillas calefactoras o lámparas infrarrojas en las cajas de parición, tratamos de mantener el área de los cachorros a 95F durante la primer semana, 900F durante la segunda semana y 85% durante la tercer semana.

Plataformás para descanso

Durante los meses de invierno, algunos tipos de plataformás para dormir son esenciales para que los perros no duerman en el suelo frío y húmedo coloque la plataforma en el lugar más cálido, y menos aireado en la cucha.

Las plataformás de plástico reforzado con fibra de vidrio (2×4′) son fáciles de limpiar y de sanear.

El revestimiento suave resiste las manchas arañazos y el uso y no da lugar a bacterias y recolección de orina. También pueden usarse plataformás de madera. Son básicamente una caja colocada contra una pared y son bastante fáciles y baratas de construir. El Centro Purina sugiere construirlas de madera terciada impermeable de 1/2″ para que puedan soportar años de limpieza y desinfección. El diseño de estas cuchas depende del requerimiento de su cucha. Los estudios en el centro Purina

muestran que una plataforma de 54″ de largo y 27″ de ancho provee un amplio lugar para perros de 50-60 Kg.s. La altura total de 8″ funciona bien.

Cuando la plataforma de madera se da vuelta, mantendrá las mantas así como también a los cachorros más viejos en su lugar.

Una tabla adicional puede deslizarse en el lugar para retener a los cachorros en la plataforma.

Para suministrar calor adicional para los cachorros, se sugiere un alfombrado suave montado en un marco de tablas de 1 x 1. La alfombra debe tener pelo corto y ser lo suficientemente durable como para limpiarla como a una madera. Escurra bien la nueva alfombra antes de usarla para quitar cualquier encolado u otro material que pudiera irritar la piel de los cachorros.

Climás frios

Proteccion para la cucha

Las cuchas deben estar algunas pulgadas por sobre el nivel del suelo para evitar que la humedad penetre. Proteja este área elevado con tablas par evitar que se forme corriente debajo de la cucha. proteja al perro de los vientos del invierno manteniendo la puerta de la cucha de cara al este o sur y asegúrese de que el camino de la puerta se cubra con un alerón de tela.

Las mantas proveerán calor adicional, pero requiere una atención especial. Una bolsa llena de trozos de diarios, paja, cedro o virutas de pino puede también utilizarse. Si los perros rasgan estas bolsas, el material de las mantas puede utilizarse sin la bolsa.

De cualquier manera, las mantas deben mantenerse limpias. La bolsa debe vaciarse, lavarse y renovarse con material fresco para su relleno o el material de las mantas ser reemplazado frecuentemente. Es importante también controlar que las mantas no estén húmedas. Cuando el perro entra de la lluvia o de la nieve, las mantas absorben la humedad, y en climás fríos puede no secarse.

Dada la posibilidad de que las pulgas adultas pueden permanecer inmóviles en un capullo por varios meses, rocíe el área donde duerme el perro, para ayudar al control anual de las pulgas.

Saneamiento

Limpiar los corredores de concreto con una manguera en invierno es poco práctico, use una pala y un escarbador para quitar los desechos.

Los perros generalmente hacen agujeros y crean lugares bajos en el polvo o la grava donde se pueden formar charcos cuando llueve o cuando la nieve se derrite. Estos lugares bajos deben barrerse para mantener el área suave. Los desechos son más difíciles de recoger en un corredor de grava. No interesa qué tipo de corredor se utilice, los desechos deben levantarse a diario.

Aunque los roedores e insectos no prevalecen tanto durante el invierno como en el verano, debe mantenerse un programa de manutención durante todo el año.

Salud en clima frio

Aunque es importante durante todo el año, asegúrese de que los perros sean vacunados y los parásitos controlados antes de los meses de invierno. El stress por el frío es aún más grande en un perro con parásitos o problemás de poca salud.

La exposición constante a la humedad causada por la lluvia, la nieve o el barro pueden irritar las patas de los perros causando un daño cerebral e infección por bacterias y hongos. Suministrar un lugar seco al perro para que camine ayudará a solucionar estos problemás. Los corredores de las perreras deben mantenerse libres de nieve. Un área para caminar alrededor de la cucha puede hacerse de grava o de concreto.

Las patas de los perros deberían ser controladas regularmente durante los meses de invierno. la nieve amontonada o el barro aterronado debe quitarse de entre las garras de¡ perro donde la humedad puede quedar atrapada y causar molestia. La sal y otros descongelantes desparramados en los caminos y pasos pueden también irritar las patas y causarle cortes y hemorragias. Si las patas se dañan, debe consultarse un veterinario para el tratamiento adecuado. Una amenaza durante el invierno para la seguridad de un perro es el anticongelante que contiene etilenglicol. Muchos perros son atraídos por su sabor dulce y lo lamen cuando no se dispone de él en forma adecuada. Los envases deben cerrarse en forma segura y almacenarse fuera del alcance.

Todos los casos de envenenamiento por anticongelante requieren tratamiento inmediato por un veterinario.

Congelacion

Algunas veces un perro puede accidentalmente estar expuesto durante un largo período al extremo frío y puede sufrir congelamiento. Los cachorros, los perros geriátricos, los perros enfermos o aquellos que están fatigados o hambrientos corren más riesgo.

La congelación en los perros ocurre más frecuentemente en las orejas, cola, escroto y pies. Los signos de congelación son:

Tejidos enrojecidos,

Tejidos blancos o grisáceos,

Evidencia de shock,

Escamosidad de la piel,

Posible caída de tejido de superficie

Los tejidos congelados nunca deben másajearse o frotarse.

Debe prevenirse la mutilación propia del área.

Se necesita un tratamiento veterinario rápido. Si esto no es posible debe calentarse el área afectada rápidamente sumergiendo en agua tibia (no use agua caliente) o usando toallas tibias húmedas que se cambien frecuentemente. Tan pronto como los tejidos afectados se pongan rojos detenga el calentamiento. Suavemente seque los tejidos afectados, vende suavemente con una venda limpia, seca y no adherente.

Cualquier animal que ha sufrido una congelación debe protegerse de futuras exposiciones al frío. Los tejidos congelados son suceptibles a repetir dicho estado.

La congelación ocurre rara vez en los perros saludables y bien alimentados. Es crítico que los perros expuestos a temperaturas ambiente bajas durante largos períodos de tiempo sean alimentados con suficiente comida como para que puedan producir calor corporal y mantener la temperatura normal.

Autor: FUTBOLARGENTINO10

Deja una respuesta