DISTRIBUICIÓN CORRECTA DE LOS MUEBLES DEL HOGAR

Dormitorios / Muebles de Dormitorio  

Los muebles básicos de dormitorio son la cama, la mesa de noche y el armario, apto para ropa y accesorios. En algunos casos, principalmente en dormitorios de chicos y adolescentes, se incorpora un área escritorio que puede incluir fácilmente una computadora.

Distribuir los Muebles
El principal elemento de un dormitorio es la cama, dispuesta de manera que nos permita tener espacio suficiente para otras actividades (dejar no menos de 60 cm. de espacio a cada lado para circular libremente). Junto a la cama siempre debe ir la mesa de noche, una a cada lado si se trata de una cama de plaza y media o dos plazas. Técnicamente debe existir un triángulo de circulación entre la cama, el armario y la puerta de entrada. Este espacio virtual no debe estar obstaculizado por ningún objeto o mueble.

El escritorio siempre es aconsejable ubicarlo cerca de la ventana para ganar luz natural; si lo hubiese, el monitor de la computadora debe estar siempre de espaldas a la ventana, para que no moleste el resplandor del sol. De la misma manera ubicaremos el televisor.

Si el espacio lo permite queda muy bien integrar una biblioteca dentro del cuarto, con objetos y libros.

Las bibliotecas pueden situarse en cualquier área de la casa; en el recibidor, el hall, el living, la cocina o el dormitorio. El principal secreto de las bibliotecas no es dónde las colocaremos, sino el tipo de biblioteca que vamos a utilizar. Lo importante es encontrar el formato indicado, que muchas veces tiene menos que ver con la compra del mueble que con nuestro ingenio para crear o construir una biblioteca casera.

Clases de Bibliotecas

Bibliotecas en Módulos
Las bibliotecas en módulos son aquellas que podemos conseguir en cualquier casa de venta de muebles; clásicas, con estantes y en distintas dimensiones y estilos. Pueden ser de uno sólo o varios módulos especialmente diseñados para acoplar entre sí, incluso con el agregado de cajones o puertas.

Para este tipo de bibliotecas es fundamental saber previamente el lugar dónde vamos a colocarla; podría ser una pared destacada dentro del living o el recibidor, o también un rincón dentro de la habitación o del comedor (siempre que el espacio lo permita). Aunque la biblioteca es el alma de un escritorio o estudio, es importante tener en cuenta que no es exclusiva de estos lugares. Aún teniendo una amplia biblioteca allí, podemos incluir otras tantas por el resto de la casa sin que esto dañe el estilo, diseño o decoración.

Bibliotecas Bajas
Las bibliotecas bajas en general son ideales para recibidores y livings. En el recibidor es útil como base de apoyo para aquellas cosas que traemos de la calle. En ambientes amplios una biblioteca baja sirve muy bien para separar dos espacios; en ambientes reducidos se puede colocar detrás de un sillón y aprovechar la biblioteca como espacio adicional de guardado.

Bibliotecas Empotradas
Los usos de las bibliotecas son infinitos. Podemos llenar un espacio vacío o un hueco entre columnas. Se puede disponer el espacio debajo de la escalera para construir una biblioteca. Este tipo de bibliotecas empotradas suelen ser muy rendidoras en espacios desperdiciados o en algunas áreas reducidas de la casa, por ejemplo un pasillo.

Bibliotecas de Estantes
Las bibliotecas organizadas por estantes individuales son excelentes para adaptar a cualquier espacio. Pueden ocupar, por ejemplo, todo el largo o alto de una pared, pequeñas superficies, muros o rincones de la casa. Son muebles fijos empotrados o atornillados a la pared que nos permiten diseñar sin problema una biblioteca a nuestra medida.

En casas o departamentos pequeños, podemos animarnos a disponer estantes en lugares poco comunes. Una opción interesante es colocar un hilera completa en todo el largo de la pared, o estantes por sobre el marco de la puerta.

A lo ancho o hacia arriba podemos crear y diseñar con facilidad cualquier tipo de biblioteca. Un desnivel en la pared, un hueco o una columna pueden ser espacios ideales para colocar estratégicamente una biblioteca de estantes.

Bibliotecas Individuales
Las más prácticas y fáciles de distribuir son las bibliotecas individuales. Un módulo individual que permite la posibilidad de adaptar a diversos ambientes y espacios, sin relegar el aspecto estético ni funcional. Ideales para zonas de paso, habitaciones o livings.

Autor: FUTBOLARGENTINO10

Deja un comentario