ELECCIÓN DE TV PLANO MAS ADECUADO

Los avances tecnológicos evolucionan con gran rapidez en todos los ámbitos y en el caso de los televisores no se ha quedado atrás. Las nuevas propuestas con mayor definición, mejor sonido y prestaciones y menor grosor se han ido imponiendo poco a poco. En este sentido, cada vez son más los usuarios que optan por equipos que incorporan tecnología LCD-TFT o Plasma frente a los televisores tradicionales con tubo de rayos catódicos (CRT).(Liquid Crystal Display):Se trata de una pantalla de cristal líquido contenida entre dos placas transparentes polarizadas. Cuando la corriente eléctrica pasa a través de los cristales independientes, éstos filtran la luz para forma la imagen, que se reproduce con gran nitidez y excelente contraste. Además, esta imagen se mantiene estable y se elimina la sensación de parpadeo de los televisores convencionales que acaba provocando cansancio ocular. Esto la hace especialmente indicada para los monitores de ordenador, en los que hay que pasar varias horas delante de la pantalla. Hay que tener en cuenta que al principio, la tecnología LCD se utilizaba exclusivamente para monitores de ordenador, pero los avances conseguidos y el tamaño cada vez mayor de las pantallas la han convertido en una tecnología muy frecuente también en televisores. Esta tecnología permite que la calidad de imagen apenas se vea afectada si el ángulo de visión no se sitúa enfrente de la pantalla, asimismo, consume menos energía y ocupa un lugar mucho menor que los televisores convencionales. (Thin Film Transistor): Son una versión mejorada de las pantallas de LCD. Añaden a éstas una matriz extra de transistores, uno por cada color de cada píxel. De este modo se consigue ampliar el ángulo de visión, se optimiza la pureza de color, los contrastes y la velocidad de respuesta ante la renovación de imágenes. En respuesta a las limitaciones de las pantallas de LCD, esta tecnología mejora el brillo de la imagen gracias a que el cada transistor alimenta caa píxel de la pantalla de froma separada. (Plasma Display Panels): Actualmente, la tecnología de plasma se aplica a los televisores planos de mayor tamaño. Este tipo de pantallas consta de dos paneles de cristal separados por un pequeño espacio de 0,1 mm entre los cuales se aloja un gas en forma de plasma que se activa mediante impulsos eléctricos y se transforma en píxels de colores azul, rojo y verde (RGB). Estos miles de puntos generan las imágenes, de gran estabilidad, sin parpadeo, con una alta fidelidad en la reproducción y una gran calidad en el color y en el contraste.

Los televisores de Plasma o de LCD presentan como principal inconveniente su elevado precio frente a los televisores tradicionales. Sin embargo, se caracterizan por su atractivo diseño, su gran tamaño y delgadez que cada día consiguen mayores adeptos gracias a la transición hacia la televisión digital de alta definición y al descenso paulatino en sus precios.El primer paso que debe realizarse antes de adquirir un televisor es determinar cuál es la mejor opción para equipar el hogar. Ante esta elección, dependerá por un lado el gusto personal, pero también, el presupuesto disponible así como el tamaño de la estancia donde se tiene pensado colocar el televisor.

 

La distancia a mantener respecto a la pantalla debe ser de aproximadamente 1,5 y 2 metros. A menor distancia, los fósforos se hacen demasiado visibles y da la sensación de que la imagen se compone de una serie de puntos de color.

 

Tipología de pantallas planas: LCD, TFT y Plasma

LCD

(Liquid Crystal Display):Se trata de una pantalla de cristal líquido contenida entre dos placas transparentes polarizadas. Cuando la corriente eléctrica pasa a través de los cristales independientes, éstos filtran la luz para forma la imagen, que se reproduce con gran nitidez y excelente contraste. Además, esta imagen se mantiene estable y se elimina la sensación de parpadeo de los televisores convencionales que acaba provocando cansancio ocular. Esto la hace especialmente indicada para los monitores de ordenador, en los que hay que pasar varias horas delante de la pantalla. Hay que tener en cuenta que al principio, la tecnología LCD se utilizaba exclusivamente para monitores de ordenador, pero los avances conseguidos y el tamaño cada vez mayor de las pantallas la han convertido en una tecnología muy frecuente también en televisores. Esta tecnología permite que la calidad de imagen apenas se vea afectada si el ángulo de visión no se sitúa enfrente de la pantalla, asimismo, consume menos energía y ocupa un lugar mucho menor que los televisores convencionales.

TFT

(Thin Film Transistor): Son una versión mejorada de las pantallas de LCD. Añaden a éstas una matriz extra de transistores, uno por cada color de cada píxel. De este modo se consigue ampliar el ángulo de visión, se optimiza la pureza de color, los contrastes y la velocidad de respuesta ante la renovación de imágenes. En respuesta a las limitaciones de las pantallas de LCD, esta tecnología mejora el brillo de la imagen gracias a que el cada transistor alimenta caa píxel de la pantalla de froma separada.

 

PLASMA o PDP

(Plasma Display Panels): Actualmente, la tecnología de plasma se aplica a los televisores planos de mayor tamaño. Este tipo de pantallas consta de dos paneles de cristal separados por un pequeño espacio de 0,1 mm entre los cuales se aloja un gas en forma de plasma que se activa mediante impulsos eléctricos y se transforma en píxels de colores azul, rojo y verde (RGB). Estos miles de puntos generan las imágenes, de gran estabilidad, sin parpadeo, con una alta fidelidad en la reproducción y una gran calidad en el color y en el contraste.

COMPARATIVA ENTRE TIPOLOGÍAS

Televisor de PLASMA

Televisor LCD-TFT

Tamaño de pantalla

Entre las 37 y 61 pulgadas

Entre las 14 a 40 pulgadas, aunque tiende a la alza llegando a las 50.

Ángulo de visión

Alrededor de los 160º

Llega a los 170º

Refresco de pantalla

Ofrece una rápida frecuencia de actualización y gestiona los movimientos rápidos de video

Diseñados para mostrar datos estáticos, empiezan a ofrecer mayor velocidad de respuesta pero no llegan al nivel del Plasma

Brillo

Buena calidad sin lograr el nivel de las pantallas de TFT

Asignatura pendiente en los televisores LCD, se resuelve con gran éxito con las pantallas TFT

Contraste

En condiciones reales es de 200:1

Suele encontrarse en un rango de 350-450:1

Nitidez y resolución

Reproducen en negro con gran calidad, aportando más sombras a la imagen y mayor tridimensionalidad

No reproducen el negro con tanta fidelidad. Está más limitado que la tecnología Plasma

Vida útil

Duración aproximada de 2 años y 3 meses de uso continuado. A partir de ahí su brillo original se reduce a la mitad

Su duración media es de 5 años de emisión continua, las 24 horas de los 365 días.

Quemado

Pueden llegar a quemarse y dejar una marca fantasma en la pantalla si se emite durante mucho tiempo una imagen estática

No tienen problemas de quemado

Peso

Son más pesadas y precisan un soporte más robusto que las de TFT

Respecto a pantallas del mismo tamaño, éstas presenta un peso inferior

 

Las pantallas de Plasma son cada vez más populares frente a los televisores convencionales pero su precio aún es muy alto con respecto a los televisores de cristal líquido (LCD) -perfeccionados con el TFT- que han colmado el mercado doméstico a partir de una oferta de excelente relación entre calidad y precio. Por su parte, las pantallas de Plasma ofrecen un tamaño mayor (de ahí su elevado precio) con una buena calidad y un mejor rendimiento del color negro frente a las pantallas de LCD, lo que permite mejorar la sensación de profundidad y las sombras de las imágenes. Sin embargo, su luminosidad es inferior, lo que conlleva a situarla en lugares de penumbra o junto a una leve fuente de luz. Si bien la tecnología de Plasma ofrece una rápida frecuencia de actualización y grandes relaciones de contraste, necesita más potencia para funcionar y es propensa a “quemar” la pantalla cuando una imagen estática se muestra durante un período prolongado. Asimismo, consume un 10% más de energía y su duración es sensiblemente inferior que las pantallas de LCD.

Autor: MUNDOFRAGANCIAS

Deja una respuesta