PASOS PARA LA INSTALACIÓN DE PISOS VINÍLICOS EN BALDOSAS

Presentamos a continuación los pasos a tener en cuenta en la colocación de pisos vinílicos en baldosas.

Superficie a cubrir:

La misma deberá cumplir con 4 condiciones:             

  • Firme
  • Lisa
  • Limpia
  • Seca

Nunca coloque un piso vinílico sobre superficie húmedas pues ésta es casi la única causa de despegue y levantamiento del mismo. En contrapisos nuevos dejar secar mínimo 1 semana por cada cm de carpeta.

ü       Para lograr una superficie lisa se debe usar capa niveladora. Su aplicación es muy simple. Solo hace falta un balde, una cuchara de albañil o espátula pequeña y una espátula ancha lisa.

ü       Mezcle ambos componentes de la capa niveladora (A y B). Revuelva en forma constante impidiendo la formación de grumos. Ajuste las proporciones hasta obtener una pasta de consistencia cremosa y uniforme.

ü       Vierta el material preparado sobre la superficie a cubrir y espárzalo con la espátula con la espátula lisa con movimientos rápidos y continuos en forma de ?S?

La masa niveladora no es ?reparadora?. Si en  la base existen grandes deterioros o rajaduras, estos deberán ser reparados con anterioridad.

Es siempre preferible aplicar 2 manos de capa niveladora delgadas que una gruesa para lograr una superficie más firme y lisa.

El máximo espesor de la capa niveladora será de 2 o 3 mm.

Una vez seca la masa con la ayuda de una lija media, y un escobillón proceda a su terminación, lijando suavemente toda la superficie, prestando especial atención a las zonas donde hubiera quedado más despareja.

Barra finalmente todo el polvo acumulado y tendrá así una superficie óptima para recibir el piso vinílico de su elección.

Antes de la colocación

Recuerde: no intente tapar imperfecciones de la base con adhesivo. Para esto esta la masa niveladora.

Abra las cajas y retira la cantidad aproximada de baldosas necesarias para el trabajo. Si la temperatura del ambiente es inferior a 21 C y no existe la posibilidad de calefaccionar la habitación completa pueden calentarse las baldosas colocando una estufa a unos 60 cm de las mismas, o con una pistola de calor.

Una baldosa muy fría es mas rígida y quebradiza, mientras que a la temperatura correcta será dúctil y podrá trabajarse con facilidad.

Comienza ahora la colocación. Necesitará además de las placas y adhesivo, una cinta métrica, un hilo de albañil, una regla, una trincheta común y una espátula dentada cuyos dientes serán de 0.5 mm separados cada 1 o 1.5 cm

No tome nunca una pared como guía para la colocación ya que puede estar en falsa escuadra.

Extienda antes de pegar algunas placas para definir el centrado respecto de las puertas y paredes de la habitación.

Coloque inicialmente una o dos filas de baldosas que servirán de guía ayudándose para ello tendiendo el hilo de albañil.

Todas las baldosas que no sean veteadas tienen grabadas una flecha en su cara inferior.

Colóquelas de tal forma que todas las flechas queden apuntando hacia el mismo  sentido.

Las baldosas veteadas pueden colocarse todas en el misma dirección o alternadas.

Una vez colocada la línea de guía, procede a pegar las baldosas continuando luego hasta finalizar la colocación de la totalidad de las placas enteras.

Aplique el adhesivo acuoso en la base con espátula dentada (pasando de la misma forma que la masa niveladora), en superficies no muy grandes, ya que el tiempo de oreado es de 15 ? 20 minutos aproximadamente

Deje orear este pegamento

Aplicar las placas de punta y luego bajarlas con cuidado para no correrlas. Una vez en la posición correcta, ejerza una firme presión sobre las placas para asegurar su correcta adhesión.

Durante la colocación preste atención a la alineación de las placas.

Una vez terminada la colocación de baldosas enteras, Ud. deberá cortar los recortes necesarios para terminar los bordes.

Para ello coloque una baldosa dada vuelta que coincida con la última placa entera pegada. Coloque sobre esta otra baldosa que se apoque contra la pared y marque con un lápiz su borde sobre la primera.

Corte ahora con la trincheta por la línea marcada y obtendrá así un recorte de la medida exacta que necesita

Una vez finalizada la instalación Ud. podrá disfrutar la calidez y simplicidad de mantenimiento de sus pisos en forma inmediata.

Tanto el lavado de adhesivo en herramientas, como el de las manos que pudieran haberse producido pueden efectuarse con agua mientras el adhesivo este aún fresco. Una vez seco se deberá utilizar thiner.

Autor: NAHUI81

Deja una respuesta